El inicio de un nuevo grado espiritual

El Zohar, Capítulo, Beshalaj (Faraón envió), Ítem 441: Está escrito acerca de esto, “No labrarás con un buey y un asno juntos”, es decir, que no se le debe dar espacio a las especies malas porque las acciones del hombre despiertan lo que no necesita ser despertado. Cuando se acoplan juntos, es imposible tolerarlos. Una Klipa llamada “perro” sale desde su flanco y esta es la más feroz de todas.

El Zohar también dice que cada esfuerzo y acción inmediata nuestra expone la Klipa (cáscara), y una persona falla, se sumerge en la Klipa, y gradualmente realiza una corrección y sale de ella. De esta manera, se aclara la Klipa y no necesita estar en ella por más tiempo.

Es decir, el ascenso a los grados espirituales siempre comienza con la confusión, la mezcla entre el bien y el mal. Al principio, cualquier estado es poco claro para mí. Indudablemente, hay bien y mal en él.

Tengo que atraer la Luz que Reforma a este estado. Al manifestar en este estado, la Luz tira del mal hacia abajo, y yo me elevo usando el bien. Por lo tanto, en cualquier estado que alcanzo, primero siento la falta de claridad, y sólo la luz lo divide en dos.

Al principio, la Luz me ayuda a revelar el mal, como se ha dicho, “Yo creé la inclinación al mal,” y yo la tiro. Entonces, hay “… y he creado la Torá para su corrección porque la Luz (Or Makif) en esto reforma.” Entonces me elevo a los buenos deseos.

Por lo tanto, “No hay justo que haga el bien sin haber pecado antes”. Siempre necesitamos revelar primero el mal y  “rechazarlo”, que significa estar inmerso en él, imbuido de él, darse cuenta de que es malo, y sólo después deshacerse de él y alcanzar el bien.

Esto ocurre con cualquier aclaración, con cada mínimo detalle. Así que no te asustes si sucede contigo cada segundo.

Por el contrario, cuanto más a menudo ocurra, mejor.

(26480 – De la segunda parte de la Lección Diaria de Cabalá del 14 de octubre 2010 – El Zohar.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: