El Mundo es una Radiografía de ti mismo

El trabajo en el grupo tiene lugar en dos planos: 1. la grandeza del grupo, los amigos, o el Creador (que es lo mismo), y 2. tu propia insignificancia comparada con el grupo y el Creador. Si me oriento de esta manera, entonces recibo el deseo correcto, que me permite cancelarme y volverme parte del grupo.

En el momento en que realmente me vuelvo parte de este en sólo un punto, comienzo a sentir que soy un embrión espiritual inmerso en la Luz que llena al grupo.

Los rostros de los amigos que vemos a nuestro alrededor no son llamados un “grupo.” El grupo es el deseo común de las almas unidas una con otra y entregado a mí como un lugar donde me encuentro con el Creador. Tengo que trabajar en relación a este “lugar” porque soy un deseo o vasija, y este lugar es el deseo o vasija con el que trabajo para llegar a ser parte de este, para adherirme a el y expandirme. ¡Puedo trabajar con el porque tenemos la misma naturaleza!

Sin embargo, no puedo trabajar con el Creador porque Él es Luz. Él es la cualidad que revelo dentro de nuestra vasija común (el “lugar”) al grado en que entre y participe en esta. Justo ahora este lugar aparenta para mí estar lleno de partículas separadas (almas). Pero si veo el verdadero estado dentro, las veré a todas como almas especiales y Partzufim espirituales unidos por una red conectora, un deseo.

Tengo que corregir mi actitud hacia ellos para verlas como conectados, ¡Y eso constituye mi corrección! El grupo es Maljut del Mundo de Infinito. No hay una persona en el mundo que no esté conectada con otros y que no esté al Final de la Corrección.

Sin embargo, justo ahora, veo un mundo diferente debido a mi visión no corregida, como está escrito, “Cada persona juzga de acuerdo a sus propias faltas.” Cuando les exijo una mayor inspiración y energía para avanzar, ¡estoy acudiendo a mi propio reflejo en el espejo!

El Creador ha dispuesto todo el mundo que vemos frente a nosotros de esta manera. Es una copia de mí con la que trabajo. Al grado que exija que el grupo trabaje y se una, este en respuesta influye en mí  de la misma manera. En esencia trabajo para mí, ¡como estar ante un espejo haciéndome diferentes caras! Fue para lograr esto que el Creador dividió mi percepción del mundo en mí y todo lo que está fuera de mí de manera que tuviera la oportunidad de trabajar y alcanzar la sensación interna. De otra manera nunca hubiera sido capaz de sentirlo a Él. Ni siquiera hubiera entendido que puede existir algo más aparte de mí.

(27181 – De la tercera parte de la lección diaria de Cabalpa del 21 de noviembre 2010 – Beit Shaar HaKavanot.)

Material Relacionado:

Rayos X Espiritual

¿Visiones del mundo espiritual?

Moldear la visión del mundo hacia el otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: