El trabajo nocturno

El Zohar, Introducción al Zohar, Capítulo, BeLaila De Kala (Noche de la Novia): Rabino Shimon estaba sentado estudiando la Tora en la noche cuando la novia, Malchut, se unió a su marido…todos los amigos, quienes son los miembros de la cámara nupcial, deben estar con ella esa noche y regocijarse con ella en las correcciones que ella está corrigiendo.

A fin de conectarnos juntos al texto del Zohar, es importante no renunciar a la aspiración de la unidad.  La Luz de El Zohar solo puede entrar nuestro deseo unificado. No penetra el deseo individual de una persona.

Debemos darnos cuenta que todas las cosas que leemos en los libros Cabalísticos describen la conexión entre nosotros.  En primer lugar como preparación para la lección, necesitamos imaginar esta conexión para nosotros y solo entonces considerar las palabras de los Cabalistas quienes nos lo describen.

Así es como yo estudio la sabiduría de la Cábala, el propósito del cual es corregir nuestras interconexiones interrumpidas.  Primero que todo, despierto la conexión que necesitamos corregir en mi imaginación, y luego intento entender qué clase de conexión se me está describiendo.

Estamos inmersos en la oscuridad de la noche y no tenemos idea acerca de donde estamos.  Nada está claro para nosotros, pero trabajamos para preparar a la novia Malchut, nuestro Kli, para “amanecer”.   Al romper el día, lo que significa al final de nuestros esfuerzos y correcciones, la forma de nuestras interconexiones muestran a través de la horrible oscuridad (egoísmo), y vemos cada vez más claramente (en la luz matutina, la propiedad de otorgamiento) donde y como tiene que ser revelado.

Cuando nuestras interconexiones finalmente aparezcan a través de la oscuridad, aparece la mañana.  El estado pasa a ser más claro, y la Luz,  la propiedad de otorgamiento, la Luz de Jassadim (Misericordia), es revelada en nuestra conexión.  Luego, la Luz de Jojma (Sabiduría) envuelve la Luz de Jassadim, y el día rompe.  La conexión entre el novio y la novia, entre el Creador y la vasija de nuestra interconexión, nuestro deseo común, se establece.

Por el momento, estamos en un estado llamado “la noche de la novia”. Estamos preparándonos.  Nos falta la unidad en donde la Luz pueda manifestarse.

Sin embargo, intentamos encontrar el lugar de nuestro quiebre, agrupándonos para el egoísmo que nos separa y los medios que podemos utilizar.  Todo esto es el trabajo en la noche, la preparación para los primeros rayos de Luz.

(26468 – Tomado de la primera parte de las Lecciones Diarias de Cábala del 14 de noviembre 2010 – Hakdama, Laila de Kala (La Noche de la Novia).)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: