En los brazos de El Creador

Pregunta: ¿Vivir durante la última generación es una responsabilidad enorme y seria?

Respuesta: Por el contrario, vivir durante la última generación no es una responsabilidad muy seria, ¡la vida es muy buena y fácil! Todo el mundo cuida de mí, todo está bien, estoy rodeado por el amor de todos mis amigos, y el Creador otorga el bien sobre mí a través de ellos.

La revelación del rostro del Creador significa que la vida comienza a funcionar, me vuelvo más saludable, los problemas desaparecen, y me siento bien y cómodo. Y veo al resto del mundo que me rodea de la misma manera: ¡veo que todos gozan una buena vida! Veo todo el Mundo Superior revelado ante mí y es eterno.

Ya no cuento los momentos de mi vida que me fueron dados hasta el día que me muera sin saber lo que me va a pasar mañana, sino que se disuelven en el Mundo del Infinito. Entonces, ¿por qué debo esperar que esto me traiga problemas? ¡No hay mal en el mundo! ¡Me conecto al bien! Y esto es exactamente lo que queremos lograr en nuestra convención, por lo que tendrá una buena influencia constante en nosotros.

Todas las preocupaciones y expectativas sobre las dificultades necesitan ser borradas y desechadas, ¡porque nada de esto existe! En el momento en que te conectas con tus amigos y deseas revelar al Creador, en esta conexión, caes en la mejor influencia posible de la Fuente de todo lo bueno. No hay otra fuerza aparte de esta que pueda influirnos.

A través del grupo te conectas a la fuente de energía más fuerte y más amable. Sólo tienes que seguir fortaleciendo esta conexión por encima de todos los obstáculos, y ¡eso es todo! Vamos a tratar de hacer esto durante los tres días de la convención, y veremos que toda la vida puede ser organizada y dispuesta de esta manera. Adquieres una fuerza excepcional a través de esta conexión, que te permite lograr el éxito en cualquier cosa que hagas en la vida. Pero esto sólo puede ocurrir con una condición: que quieras estar conectado con esta fuerza, ya que determina todas las acciones y eventos en nuestro mundo.

Y lo revelarás clara y totalmente. Te sentirás como un niño, tomando de la mano a un adulto y llevándole a cualquier lugar que quieras. Como un niño pequeño, que toma a su madre o su padre de la mano y tira de ellos para que hagan por él lo que él mismo no puede hacer. Y harás lo mismo con el Creador: ¡Él lo quiere!

¡Esperemos que seamos capaces de lograr que Él nos tome en Sus brazos y nos ayude a hacer todo lo que tenemos que hacer!

(De la parte cuarta parte de la Lección Diaria de Cabalá del 7 de noviembre 2010 –  Baal HaSulam, La Última Generación.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: