Hacia la espiritualidad a través de este mundo

El Zohar, Capítulo, Beshalaj (Faraón envió)”, ítem 470: … como está escrito: “Porque de seguro yo borraré la memoria de Amalek. “Borrar es en lo alto”, “borraré,” es abajo. “Memoria”, la memoria significa arriba y abajo.

“Arriba” y “abajo” no habla de nuestro mundo, ya que no está sujeto a corrección, no hay nada que corregir en él. Este mundo en que vivimos en tanto permanecemos en nuestros cuerpos (al igual que otras personas) antes de que el punto en el corazón despierte en nosotros y encontremos un grupo a través del cual nos conectamos con la espiritualidad, no tiene nada que ver con la corrección y / o con la espiritualidad.

Estamos hablando sobre el deseo que se origina desde el punto en el corazón y más tarde es incorporado en el grupo (es decir, en el ensamble de otros puntos en los corazones que tenemos que reconectar entre sí). El Zohar habla sólo acerca de este proceso. El resto de la realidad que observamos a nuestro alrededor no tiene relación con corrección o espiritualidad.

Vemos un vasto mundo material que nos rodea, pero no existe en la espiritualidad. Nos es dado sólo para servir como base desde la cual comenzamos nuestras vidas espirituales. En relación con el mundo espiritual, nuestro mundo no existe. Se trata de una realidad imaginaria desde la cual podemos entrar en la espiritualidad independientemente, por nosotros mismos.

El Creador nos da un punto en el corazón que nos permite avanzar. Si ponemos nuestro estado interior a través de un filtro que separa realmente el mundo espiritual (auténtico) del “irreal”, solo los puntos en los corazones pasarían por este filtro. El resto de este reino sería detenido por el filtro y se desvanecería, ya que simplemente no existe.

En otras palabras, nuestra realidad imaginaria tiene un solo propósito: permitir que los puntos en nuestros corazones entren en la espiritualidad. Tenemos que continuar viviendo en esta realidad hasta que logremos conectar todos los puntos en los corazones en el reino espiritual y así alcanzar una corrección completa (Gmar Tikun). Posteriormente, este cuadro imaginario desaparecerá.

Hasta entonces, nuestro mundo no desaparecerá. En cada acción de corrección (desde la primera hasta la última) tenemos que permanecer dentro de la imagen “irreal” de nuestro mundo material, porque allí es donde empezamos una nueva ronda de corrección cada vez.

Está escrito sobre Rabí Shimon (el autor de El Libro del Zohar) que antes de su última corrección se identificó a sí mismo como “Shimon del mercado”, lo que significa que cayó en este mundo y se sintió sólo esta dimensión de vida. A partir de este mundo se las arregló para alcanzar el mayor nivel de corrección.

Esta es la razón por la cual la realidad imaginaria que llamamos “nuestro mundo” es tan importante: nos proporciona un sentido de separación de la espiritualidad. Debido a que sentimos la separación, nos conducimos independientemente para corregir cada parte de nuestros deseos no corregidos. Lo hacemos durante la estancia en este mundo que está totalmente ausente del reino espiritual, “desde la ausencia”.

Por eso este mundo es tan importante. Todo el mundo tiene que llevar una vida normal: tener un buen trabajo y familia, estudio, y cumplir con lo que este mundo exige de nosotros. Sin este mundo no nos haríamos similares con el mundo espiritual, no nos corregiremos a nosotros mismos ni entraremos en la espiritualidad.

(26572 – De la 2segunda parte de la Lección Diaria de Cabalá del 15 de noviembre 2010 – El Zohar.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: