Instrucciones para enlatar el egoísmo

El Libro del Zohar, Introducción, Capítulo “BeLaila de Kala (En la noche de la novia)”: …la Sitra Ajra tiene sólo una delgada luz de iluminación de Maljut. Esto es considerado Shoresh [raíz], y es suficiente para la persistencia de las Klipot… Esta Shoresh es también llamada “un hilo fino,” es decir una delgada raíz para los pecados. Está escrito acerca de ello, “En un principio, es del mismo tipo que una tela de araña, y más tarde se vuelve como sogas de carreta”.

Klipa es Kelim que somos incapaces de corregir excepto por la intención para otorgar. Estamos hablando de deseos muy poderosos e importantes en los cuales las más grandes Luces serán reveladas más tarde en la corrección final. En principio no tenemos la posibilidad de hacer nada con el deseo por placer. Sólo podemos clasificar sus partes y decidir con cuales de ellas somos capaces de trabajar en este momento bajo varias condiciones.

Y con el resto de los deseos, tenemos que “enlatarlos”  y mantenernos constantemente en guardia hacia ellos para que no escapen y nos ataquen. Todos los enemigos de Israel, es decir de aquellos que tienen la aspiración “directo al Creador,” son exactamente los grandes deseos egoístas que no podemos corregir aún. La Torá los llama las naciones que nunca dejan a Israel existir.

Por supuesto, entendemos que sus guerras son el despertar del egoísmo, el cual es por el beneficio de una persona. Le permiten discernir sus deseos no corregidos y “matarlos,” es decir encontrar siempre nuevas partes en ellos que pueden ser corregidas y anexadas a él para ser usadas por el bien del otorgamiento.

Entonces, necesitamos preocuparnos por las partes egoístas del deseo que aún no son sujeto de corrección. Tenemos que sostener su existencia y llevar a cabo un trabajo espiritual especial por su beneficio.

Después de todo, los siento dentro de mí. No es suficiente el simplemente cortarlos y no usarlos. En la fase actual los corrijo al darles una pequeña iluminación, designada por la letra Kuf (ק), cuya parte inferior desciende bajo la línea, trayendo un delgado resplandor a los mundos de BYA y a las Klipot que están ahí.

Es igual a como una persona enferma está conectada a un respirador artificial en la sala de emergencias. No es que pretenda que esos deseos no existen en mí, sino al contrario, admito que existen y gobierno sobre ellos. Resulta que ellos dependen de mí porque sostengo una pequeña chispa de vida en ellos.

Necesitamos la Klipa porque, como una cáscara, protege la fruta durante el periodo de su maduración. Sin  esas acciones somos incapaces de comenzar a corregir Maljut.

(26921 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de noviembre 2010.- El Zohar)


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta