La cueva de Majpela: el lugar de la vida espiritual

Cuando nos construimos en la línea media, debemos conectar la propiedad de otorgamiento, Bina, la línea derecha, y la propiedad de recepción, Maljut, la línea izquierda, correctamente. Su unificación forma un Kli (vasija) llamado una “cueva,” y esta cueva es doble (Majpela). En la “tierra,” Maljut, hay un lugar adecuado para vivir, mientras que vida es Bina.

Pero antes de que Bina pueda entrar en Maljut, una acción inversa tiene que ocurrir: Maljut tiene que entrar en Bina para que esta última sepa cómo acomodarse en Maljut y para que Maljut sepa cómo exigir la participación de Bina. Como resultado, una penetración mutua de Maljut y Bina o “doble cueva” se forma, y es la base de la corrección general del ser creado.

Ya que este es el lugar de la corrección, los ancestros, los deseos corregidos por la intención de otorgar, residen ahí. Han alcanzado la conexión correcta de Bina y Maljut: Reciben en Maljut y otorgan a Bina, es decir que trabajan con recepción y otorgamiento.

¿Pero qué es lo que se entierra? Enterramos la intención de recibir que envuelve el deseo como una cáscara (Klipa), mediante esto volviéndolo la inclinación al mal. Por lo tanto, el entierro es considerado el acto de corrección.

No tocamos los deseos: mientras más grandes sean, mejor. Pero en cada grado, o en cada generación, enterramos la “intención de recibir para satisfacción de uno mismo” y nos corregimos al establecer un balance entre la recepción y el otorgamiento.

 (27855 – De la lección de la porción semanal de la Torá – 29 de octubre 2010.)

Material Relacionado:

Deseo que tengan un buen registro en el Libro de la Vida

Una nueva satisfacción para una nueva necesidad

Keter-Jojma-Bina-ZA-Maljut 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta