La “Tercera Rueda” no hace daño

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre el trabajo de unificación que hago con los amigos en el grupo y con mi esposa para encontrar al Creador entre nosotros?

Respuesta: Sí, hay una diferencia. Si dos personas pueden unirse para que el Creador se revele dentro de su conexión, incluso si es sólo en su imaginación por ahora, entonces llegan al alcance espiritual más rápido. El Creador está siempre presente, pero la pregunta es si tomamos esto en cuenta o no. Si somos capaces de sentir al Creador en nuestra conexión mutua, entonces Él se revela. Si Su revelación molesta nuestro desarrollo y nos confunde, él permanece oculto, aún, Él siempre nos gobierna “detrás de la escena.”

 El Creador está presente detrás de los deseos de una persona, de los pensamientos y acciones, ya que “no hay otro aparte de Él”. Sin embargo, no puedo trabajar con Él directamente, puesto que no soy capaz de resistirLo, yo, inmediatamente me rindo y anulo mi libertad e independencia. Esta es la razón por la cual Se oculta. En este caso, sólo veo a una persona en relación con la cual puedo actuar libremente.

Sin embargo, si podemos llegar a ver el propósito del Creador detrás de cada persona usando nuestro deseo con la intención correcta, muy pronto descubriremos la verdadera realidad. Cuando hacemos este trabajo con los amigos, se elevan varios cálculos y problemas, pero con un cónyuge, es posible. Si el esposo y la esposa deciden ver al Creador detrás de su relación (como está escrito: “Esposo y esposa y Shejiná (el Creador) entre ellos”), entonces su conexión se convierte en determinada y exaltada. Y ya que contiene diversas formas y posibilidades dentro de sí misma, la pareja avanza rápidamente.

La raíz de todos los problemas en las relaciones de pareja es la ausencia del Creador entre marido y mujer, aunque de hecho, Él siempre está secretamente presente allí.

(26067 – De la Porción semanal de la Torá del 29 de octubre 2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta