Las últimas plagas del Faraón.

Pregunta: Después de la Convención, me he sentido bloqueado; no puedo unirme con los demás y avanzar. ¿Es así cómo la revelación del Creador se manifiesta? y ¿Es este mal el lado reverso del Creador?

Respuesta: Si, El Faraón es el lado reverso del Creador, que es considerado como “ayuda en contra de él”. Esta es la manera con la que Él te ayuda, y no debemos olvidarnos de eso.

Cuanto tú te sientes somnoliento, depresivo e inmóvil, tú tienes que recordar que todos estos problemas llegan con un propósito y están diseñados para impulsarte hacia la meta. Tú tienes solamente que apretar los dientes e ir en contra de ellos. Es el Creador quien te hace mover. Esta escrito, “Ven al Faraón, porque yo he endurecido su corazón”.

El Creador mismo endurece el corazón del Faraón, y con cada plaga, el Creador lo volverá más resentido. Tú vas al Faraón, como Moisés, agarrando la mano del Creador, y ves desde un lado, como ellos discuten. ¿Qué puedes hacer cuando estos dos gigantes colapsan, el bien y el mal, mientras que tú estás en medio de estas dos fuerzas de la naturaleza, las líneas izquierda y derecha?

Sin embargo, al final de cada plaga, El Faraón se compromete a soltarte de la esclavitud (exilio) a la libertad. Aquí es cuando, el camino hacia la espiritualidad se abre para ti. Deseas huir y eres testigo de cómo el Faraón clama poder sobre ti otra vez, incluso con mayor resistencia para no dejarte ir, y te carga con dificultades y trabajo más pesado.

En este punto, nosotros olvidamos cómo el proceso de desarrolla. No vale la pena luchar con el Faraón y discutir con los amigos. Dirígete al Creador. Después de todo, Él admite que fue Él quien enduro el corazón del Faraón. Inicialmente Él creó el egoísmo y la Torá como condimento, como un medio de corrección. Si tú deseas corregirlo, dirígete al Creador, y Él te dará un arma para pelear esta batalla.

Hasta que derrotes tu Faraón, no saldrás de tu Egipto, y esto es precisamente lo que muchos grupos olvidan cuando empiezan a discutir  y negociar entre ellos. El Faraón se pone en medio de nosotros para que podamos elevar el egoísmo que se desarrolla en nuestras relaciones con los demás.

En el principio, cuando un grupo es formado, todo parece tan maravilloso que sólo te asombras como si estuvieses viendo un recién nacido. Sin embargo, el bebe empieza a crecer y muestra intencionalidad.

Sin embargo, tenemos que entender que todo esto es correcto. Es así como nuestra naturaleza es revelada, y grandes problemas con duros golpes vendrán. Esto es precisamente lo que considera revelar al Faraón.

No obstante, mientras más fuerte sea nuestra unión en contra de nuestro ego colectivo, más grande será nuestro éxito. En esto, debemos utilizar todos los medios que disponemos: El Creador, los otros grupos, y los estudios. Esta es la única forma de avanzar.

(27034-  De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de noviembre del 2010, La Libertad.)

Material Relacionado:

Últimas plagas del faraón de hoy en día

Este es mi faraón que sufre

La primera plaga del faraón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: