Los cuatro exilios

Los cuatro exilios sobre los cuales escribe El Zohar  son nuestros  “filósofos internos” que nos obligan a trabajar “dentro de la razón”, dentro del deseo de recibir placer y hacer todo lo que  nos ordenan. Salir de ellos significa ascender con ayuda de la Luz que Reforma,  por encima de la razón, por encima del deseo.

Por lo tanto, si siento que estoy sumergido en mi razón y sentimientos y trabajo sólo dentro de ellos,  ¿estoy en el exilio o no? ¿Estoy de acuerdo con este estado? ¿O,  incluso amo a mi razón y mis sentimientos, confío en ellos, aprendo de ellos, los comprendo, cada día acumulo más sabiduría y sensaciones?

Por un lado, esto está perfecto. Pero si una persona considera todo esto como un medio para alcanzar la espiritualidad, esta mal. Porque por este camino no va a lograr nada. Sólo obtiene la falsa seguridad que esto le llevará a la espiritualidad, pero eso no ocurrirá nunca, porque no se aprende a través de la mente. Podrás saber mucho pero esto no te acercará a la espiritualidad ni un milímetro.

¿Qué debemos hacer? Hacer un cálculo. Esto se llama “y por este trabajo pusieron el grito en el cielo”. Una persona  observa que  cuando usa todas sus fuerzas durante “los siete añas buenos” y alcanza todo con su mente y sentimientos, comprende todo lo escrito en los artículos, al final de todo verá que no ha logrado nada, pues todo lo que está impreso en el papel también está impreso en las células de su mente, pero  eso es todo lo que posee.

Entonces la persona hace otro calculo: ¡Sólo necesito  la Luz que Reforma!  Y todas las otras cosas que están dentro de mí, incluso yo mismo, nada tienen que ver con la espiritualidad.

(27657 – De la lección sobre El Libro del Zohar, Introducción, correspondiente al 25 de noviembre 2010).

Material Relacionado:

El Libro del Zohar – Capítulo, “Los Cielos y la tierra”

Baal HaSulam, “Exilio y Redención”

¿Cómo encontrar la llave para abrir un “banco”?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: