Mujeres, Hombres y la Garantía Mutua

Pregunta: ¿La garantía mutua pertenece también a las mujeres?

Respuesta: Tanto hombres como mujeres, sin importar el género, deben alcanzar el estado de la garantía mutua. Cuando decimos que los hombres estaban de pié ante el Monte Sinaí y las mujeres los rodeaban, esto refleja las propiedades espirituales internas de cada uno de nosotros.

La “mujer” representa el deseo de recibir placer, mientras que el “hombre” es el símbolo de doblegar este deseo. El “hombre” es “Gever” en hebreo, que proviene de la palabra “Hitgabrut” o someter. Es el deseo de otorgar, que descubre el atributo opuesto del Monte Sinaí “la montaña del odio”, dentro de ellos.

Pero la unidad y la garantía mutua pertenecen a todos, Las mujeres necesitan intentar conectarse con todos internamente, al igual que los hombres. Pero los hombres necesitan también expresarlo exteriormente, mientras que las mujeres lo experimentan en su interior.

Además, las mujeres deben “presionar” a los hombres. Esto se debe a que conforme a su naturaleza, el hombre tiene tendencia a escuchar a la mujer, a su esposa. Su esposa es una madre para él; así es como él la percibe.

El prototipo del hombre es Zeir Anpin que se encuentra entre dos mujeres, dos Nukvas: Maljut y Bina. Su madre es Bina, y su esposa es Maljut. Él recibe el deseo de Maljut y se vuelve a Bina para su llenado.

En otras palabras, no es capaz de volverse a Bina sin Maljut y una vez que se ha vuelto hacia ella, no le queda otra opción sino pasar todo lo que ha recibido de Bina a Maljut. Así es como el hombre opera. Y es debido a esto que su esposa reemplaza a su madre inconscientemente de muchas formas.

(26658 – De la lección diaria de Cabalá del 12 de noviembre 2010 – Shamati 1.)

Material relacionado:

El Grupo: Una estructura y una conexión

Todos nosotros garantizamos los unos por los otros

El espíritu del grupo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta