No te dejes caer.

Veo como tanta gente, que sintió gran emoción en la Convención, ahora experimenta fatiga y depresión ahora que ha terminado. ¿Por qué tanta gente sintió tan elevado estado de ánimo? Esto fue así porque estuvimos bajo una poderosa influencia del medio ambiente. Por tanto, ¿Qué es lo que nos previene de sentirnos de la misma manera?

Ahora debemos trabajar por nuestra cuenta para crear un poderoso ambiente para nosotros. En la convención esto sucedió por si misma gracias a la fuerza enorme de la influencia de la gran masa de personas que utilizaron mucho tiempo preparándose para estos momentos especiales, los tres días de la Convención. Nuestra preparación funcionó, junto a la gran ayuda que recibimos desde Arriba (Itaruta de Leila).

Ahora cada uno de nosotros, de forma personal como también de forma conjunta, debemos realizar el mismo esfuerzo. Entonces nosotros sentiremos que estamos avanzando de forma tan poderosa, como lo hicimos en la Convención. Podremos hacer grandes saltos en el trayecto del camino, de lo contrario se extenderá a lo largo de un año o de varios años lo que podemos conseguir en una semana.

Si una persona siente un descenso, es un signo de que no está conectada con al ambiente y que no despierta, de manera suficiente, la influencia sobre sí misma. Adicionalmente, el ambiente como un todo no se preocupa de manera suficiente por la inspiración general de que nunca sea menor de lo que era en la Convención.

¿Por qué de repente caemos? Siempre debemos permanecer en un ascenso, y ¡somos capaces de eso! No debemos estar de acuerdo con el  hecho de que hemos perdido el estado de ánimo general.

(27454-  De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de noviembre del 2010, Cuerpo y Alma.)

Material Relacionado:

Este es el trabajo para el hombre

¿Qué sucede cuando uno cae dos veces?

Preparándonos para un descenso

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta




Entradas Previas:

Próximas Entradas: