Para que sea escuchado

Es sabido que nuestros esfuerzos y clamor a solas no nos ayudarán. Son como el llanto de un bebé, y es necesario que haya alguien que lo escuche: una madre, Bina, o el Creador.

Un llanto sólo puede escucharse cuando es el llanto correcto, es decir, cuando se dirige hacia la verdadera meta de unidad, la adquisición de la fuerza de otorgamiento. Por eso necesitamos conectarnos juntos para crear específicamente el deseo de otorgar entre nosotros, y entonces podemos gritar juntos por el Creador.

Y esta es la razón por la cual leemos El Zohar juntos, deseando conectarnos unos con otros, aunque sea a través de Internet, televisión, u otros tipos de comunicación. No importa que por ahora nuestra conexión sea egoísta porque cada uno de nosotros es conducido por el deseo para nuestro propio bien (Lo Lishmá). Estamos listos para conectarnos, y aún así queremos beneficiarnos de esto. Tal es nuestra naturaleza y no es útil mentirnos a nosotros mismos.

Somos egoístas, y cada uno de nosotros entiende que él se está conectando con otros con el fin de beneficiarse de esto de alguna manera. De lo contrario, ninguno de nosotros sería capaz de hacer la más mínima acción, y no tendría la energía para conectarse con los demás.

Pero esta conexión física (reunirnos en un solo lugar o  virtualmente casi al mismo tiempo en un solo pensamiento) es la única acción que nos es permitida. Esto se debe a que por ahora sólo somos capaces de realizar acciones físicas (las así llamadas acciones realizadas en nuestro egoísmo).

Además de esta acción, necesitamos que la Luz Superior que Reforma, la Luz Circundante (Or Makif), influya en nuestra conexión egoísta. Se la conoce como circundante (Makif), ya que brilla a lo lejos, desde nuestro próximo estado, de los deseos corregidos (Kelim), en “Lishmá” deseos que tienen la intención de otorgar.

Así que, si realmente tratamos de esforzarnos por esto,  evocaremos su influencia sobre nosotros, porque existimos en el mundo de las leyes físicas de la naturaleza (el Creador). Evocamos la Luz sobre nosotros por medio de la lectura del Zohar porque inconscientemente nos conectamos a nuestro próximo grado.

(26168 – De la segunda parte de la Lección Diaria de Cabalá del 7 de octub re 2010 – El Zohar.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: