Permiso para revelar la Cabalá

Estamos buscando constantemente cómo mejorar nuestra vida, y todos nuestros pensamientos y deseos están dirigidos a ello. El Creador nos revela constantemente nuevos deseos y un vacío interior, de tal forma que nos envía en la dirección contraria, nos obliga a huir de este vacío.

Él me revela algo malo, y me alejo de esto, en dirección opuesta, a algo bueno. Sin embargo, en ese punto, Él revela otro vacío en mí, y yo doy vuelta y corro de nuevo. Así es cómo somos regidos desde Arriba.

Cada instante, experimentamos un deseo nuevo e instintivamente tratamos de llenarlo con lo mejor de nuestra habilidad. De esta manera, el Creador nos conduce hacia la meta para llegar a ser como Él. Aunque una persona es totalmente opuesta al Creador (ya que el Creador es el amor y otorgamiento absoluto, y el hombre es la fuerza del odio y la recepción), sin embargo, gradualmente, se le permite ver su naturaleza antagónica y corregirse a sí mismo.

Por lo tanto, la sabiduría de la Cabalá, el método para conocer al Creador, la propiedad de otorgamiento, es dada al hombre para que lo asista en esta vida. Para lograr esto, el Creador selecciona personas que Él desea acercar a Él, pero no todos a la vez. Eventualmente, sin embargo, ¡todo el mundo, cada persona que vive en esta tierra tendrá que venir a Él y ser como Él!

Todos nosotros tenemos un propósito, pero lo estamos acercando individual y gradualmente. Hubo gente que comenzó a acercarse al Creador miles de años antes que nosotros, en los últimos siglos, y hoy en día, y habrá más en el futuro próximo.

Hoy en día, estamos en la última etapa de la evolución humana, cuando toda la humanidad tiene que conocer al Creador y ascender espiritualmente de nuevo para retornar al mundo del Infinito. Podemos considerarnos como la primera fila de la última generación.

El hombre vive aprovisionado por los asuntos del mundo corporal que el experimenta en el camino de su vida terrenal, hasta que se eleva una pregunta en su interior, “¿Para qué necesito todo esto? Me gustaría saber que sucede “antes” y “después” de que yo muera, y si ¿tiene algún sentido la existencia, vivir esta vida? “Estas preguntas surgen del grado Superior, la fuente de la vida en este mundo. Por lo tanto, estas preguntas elevan a una persona por encima de su viaje evolutivo completo.

Una persona comienza buscando respuestas, y, si las preguntas están realmente por encima de nuestro mundo corporal, él encuentra la sabiduría de la Cabalá. Esto se debe a que, con su chispa espiritual, “el punto en el corazón,” una persona es como un electrón en un campo eléctrico, una partícula que lleva una carga espiritual negativa. Él siente este “menos” y, por tanto, sigue buscando el llenado de su deseo en el campo que lo circunda.

Él no puede encontrarlo en nuestro mundo, y esta es la causa de la frustración que impregna el mundo de hoy. Hemos perdido la esperanza en un “futuro mejor” (el comunismo o la sociedad de consumo), y tenemos que encontrar la razón para la cual estamos viviendo. De lo contrario, el mundo se ahogará en el abuso de drogas, el terror, la desesperación, o los antidepresivos. Una persona no sabe qué hacer consigo misma puesto que este vacío interior agotará su deseo de vivir.

Sin embargo, habrá quienes descubran la sabiduría de la Cabalá como el único método para encontrar un significado mayor. Ellos no encontrarán consuelo en la religión, las creencias, el misticismo, la “nueva era”, o la meditación. En verdad, todos estos remedios apuntan hacia la auto-relajación en el nivel de nuestro mundo, aunque sus preguntas provienen de los reinos de una dimensión superior.

Por lo tanto, hemos recibido permiso para revelar y difundir la sabiduría de la Cabalá, y estamos siendo testigos de cómo la gente de todo el mundo ha empezado a despertar y a gravitar en torno a ella.

(26426 – De la Lección 8, del Congreso Mundial de Cabalá del 2010, 11 de noviembre 2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: