Realizar una transfusión a un embrión espiritual

Pregunta: ¿Puede uno pedir que el punto en el corazón se revele en un ser querido?

Respuesta: Nuestro desarrollo es similar al de un embrión en el útero de la madre. Cada parte se desarrolla a una cierta velocidad y con un cierto orden. No entendemos por qué sucede esto, pero cuando estudiamos las Sefirot y las tres líneas: KJB, JGT y NHY, este desarrollo se vuelve más claro (se explica en detalle en El Estudio de las Diez Sefirot – Partes 11 y 12).

No puedo hablar al individuo que comienza su desarrollo, pues esto depende de la raíz del alma del individuo. Mis hijos y nietos pueden no tener nada que ver con la Cabalá y pueden sentir indiferencia por todo lo espiritual, mientras que una persona en Alaska despierta y no puede vivir sin ello.

Esto depende de si el alma ha alcanzado su desarrollo. Es por esto que no debemos pedir que el Creador cambie el orden de este embrión en común. Solamente debo trabajar dentro del grupo tanto como sea posible. Nuestro objetivo principal es alcanzar la unidad entre nosotros.

Por medio de esto realizaremos una transfusión de sangre fresca y vital en este feto en desarrollo. Vamos a acelerar el desarrollo común, y todos lo harán más rápido, guardando el orden correcto. Es debido a esto que debemos acelerar nuestro desarrollo y por medio de esto el desarrollo general.

(26541 – De la lección 8 en la Convención Mundial de Cabalá el 11 de noviembre 2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: