Señales de emisión del Creador

Pregunta: Me preguntan con frecuencia que es la Cabalá. Y yo trato de explicar su esencia y su propósito. En respuesta la gente reconoce y dice: “Sí, yo también siento lo mismo. Sí, yo entiendo de que hablas”. Entonces, ¿qué es el punto en el corazón? ¿En qué se diferencian aquellos que tienen el punto en el corazón de otros que también están buscando algo?

Rav: El punto en el corazón es parte del Creador. Se revela en ti y entonces tú escuchas una “señal de emisión” que te convoca a ella. Nosotros reconocemos el punto en el corazón cuando este conduce a la persona a la sabiduría de la Cabalá, a ese sitio que es la red de la cual han llegado todos nuestros puntos.

La Cabalá, no es los libros en sí, sino una sabiduría, un plan del sistema general. Los libros de los cabalistas te traen la fuerza de este plan, y por medio de esta fuerza tú activas tu primer impulso espiritual. De hecho, no has salido en absoluto de este “sistema de protección”. Todo el tiempo has estado dentro de él, conectado a los demás, y ese cuerpo de ustedes, general y común, tiene vida; es Maljut de Ein Sof, que existe de manera real pero no sientes que perteneces a ella. En vez de su ventana principal, tú te sientes a ti mismo en una “ventana” pequeña completamente distinta. Estás en el mismo sitio, pero ocupando otro mundo, desprovisto de todo contacto mutuo integral.

Y existen dos “ventanas”: una – natural, o más precisamente – real, profunda; otra – virtual. Ahora, nuestro mundo ficticio ocupa toda pantalla, y junto a él existe también una pantalla interna, en ella estamos todos en estado de Ein Sof (Infinito), y sobre esta pantalla es que hablan los cabalistas. Yo anhelo llegar a ella por medio de mi punto en el corazón, quiero pasar de la pantalla virtual a la real, al sitio donde estoy conectado a todos. Y si en realidad mi punto en el corazón se ha despertado, yo me encuentro en un grupo. Abro libros que me cuentan sobre esa pantalla interna, y yo los leo, atraigo de allí Luz que comienza a promoverme. Pero si la persona no tiene ningún interés en los libros de Cabalá, en la unión dentro del grupo, si no siente esa necesidad interior, entonces no tiene punto en el corazón. Se imagina todo tipo de cosas que no son claras y busca más espiritualidad en la India, en las religiones y las creencias, en meditaciones, en el New-Age (Nueva Era), etc.

A diferencia de esta persona, uno que tiene punto en el corazón ya no puede desviarse del camino. Si puede tomarse un tiempo por todo tipo de problemas, pero cambiar su punto en el corazón por otra cosa – nunca.

(27430 – De la clase diaria sobre el artículo, La esencia de la religión y su propósito, de Baal HaSulam, el 22 de noviembre 2010)

Material relacionado:

La forma de la materia creada por mí
Yo elijo pero no mando
Paseando por el mundo del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: