Ser una fuente para satisfacer a otros

Hoy el mundo se ha vuelto global, y todos están conectados a los demás como un sistema único.  Es por eso que la alegría solo es posible cuando yo estoy seguro que los demás están satisfechos.

Si todos se sienten bien, yo me sentiré bien también. De lo contrario algo inesperado puede suceder en cualquier momento, y nadie tendrá un sentido de confianza o seguridad.  

El mundo se ha tornado amenazador y hostil, y es solamente posible alcanzar la felicidad bajo la condición de unidad; esto es lo que llamamos alegría por las buenas acciones o los actos de otorgamiento. Si yo estoy seguro que estoy proporcionando satisfacción a otras personas, entonces ellos tendrán un  interés egoísta en mí. Yo soy la fuente de su satisfacción, y esto me da un sentimiento de confianza de que yo estaré bien. Yo me llenaré a mí mismo y también llenaré a los demás.

(Del  programa, Cábala Para Principiantes, el 28 den octubre 2010  – Felicidad)

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: