Tiempo comprimido antes de la convención

Nuestro estado de ahora se asemeja al estado previo a la salida de Egipto. Y cuanto más nos acerquemos a la salida, el tiempo se vuelve más denso y se comprime más y más, se colma de acciones, de eventos e incidentes. Por lo tanto, la persona experimenta muchas dudas, todo se mezcla: yo, Faraón, Moisés, Egipto, el pueblo de Israel, dentro de Egipto y fuera de este – todos estos son estados internos míos.

  • Si yo estoy dentro de mi ego, esto se llama Egipto.
  • Si yo deseo elevarme por encima de mi ego, significa que yo quiero escaparme de la esclavitud de Egipto.
  • Si mi deseo egoísta, mis dudas, me dominan, significa que Faraón me domina.
  • Si yo deseo escaparme de él y observarlo de un costado, señal que soy Moisés.

Todos estos estados trascienden a través de la persona y si esta se encuentra bajo estas influencias, es maravilloso. Esta persona hará aclaraciones rápidas e importantes, con gran rapidez.

Durante la convención nos encontramos bajo la influencia de una gran inspiración general, que tiene una fuerza enorme. Por eso es que hay que continuar y no permitir que este estado se calme. Lo importante es estar alegres, incluso si nos parece que sucede algo desagradable e inquietante.

El trabajo interno se resume en que debe haber más pensamientos malos y dudas que pensamientos buenos y claros, y nosotros debemos avanzar.  Y no debemos olvidar que la oscuridad que sentimos antes de la propia acometida, la salida de Egipto, es la más profunda.

No hay que esperar esta oscuridad, todo el tiempo debemos pensar en la Luz y en el escape, pero a la vez mantener nuestro anhelo por la Luz, por el entendimiento, por la gran sensación – puede suceder un estado completamente opuesto y la persona puede hundirse en la oscuridad, en el desconcierto, en la confusión. Así debe ser y ¡juntos pasaremos estos estados!

Ayudémonos unos a otros, demostrando cómo recibimos todos los estados con alegría. La alegría es la fuerza más poderosa, ya que a pesar de todo, estás alegre de realizar la labor del Creador y avanzar espiritualmente. Debemos pasar por estos estados difíciles, para zafarnos y escaparnos de nuestro ego y elevarnos por encima de éste. ¡Suerte a todos!

¡Nos reuniremos, nos uniremos y descubriremos entre nosotros al Creador y la plegaria en común nos elevara a la espiritualidad!

 (De la lección diaria del 01 de noviembre del 2010, sobre el artículo de Baal ha Sulam – Y esto es para Judá.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: