Todo depende del deseo de la persona

Pregunta: ¿La Convención será nuestro éxodo del egoísta Egipto?

Respuesta: ¡Debemos estar seguros de que sí, sin duda! Nos vamos a reunir en la Convención, a conectarnos juntos, y darnos cuenta de cuán importante es a pesar del hecho de que podemos no estar atraídos hacia el otorgamiento al amigo y al Creador.

La condición del éxodo es alimentarse de Matzot (pan sin levadura, pan de aflicción) específicamente en el rico, exitoso, próspero Egipto, exudando grasa. El exilio comienza en el momento en que lo sientes. El regreso del exilio no es un cambio de residencia, sino la salida hacia la revelación del Creador, descubrir la propiedad de otorgamiento que comienza a iluminar… en ti, justo en el mismo Egipto donde solías estar.

Por lo tanto, ahora, antes de liberarnos, debemos llegar a sentir cómo carecemos de libertad espiritual. Entonces, llegaremos a la revelación del Creador y el Mundo Superior, la propiedad de otorgamiento, en nuestro deseo.

Todo tiene lugar dentro de uno y el mismo deseo, no al movernos de un lugar a otro. La misma Eretz Goshen (Tierra de Goshen), que solía ser la más próspera de Egipto, se convirtió en el Desierto del Sinaí para nosotros.

En el mundo espiritual, no hay espacio; todo ocurre dentro de la voluntad de recibir que atraviesa todos esos estados: Eretz Canaan, el descenso a Egipto, el buen y el mal Egipto (siete años de abundancia y siete años de hambruna), la huida de Egipto al desierto del Sinaí y, a través de este, la tierra prometida. Todo esto ocurre en un lugar, la voluntad de recibir, dependiendo solamente de nuestras experiencias en esta.

Cuando en 40 años llegamos al peldaño de Bina en este deseo, entonces en este desierto encontramos la tierra de Israel (“manando leche y miel”) y el estado completamente corregido. Todo ocurre en un solo lugar llamado el punto central de Maljut del Mundo de Infinito. Lo único que cambia es cómo nos relacionamos con el deseo y lo evaluamos.

Al grado en que estemos dispuestos a incluir en Maljut las propiedades de las primeras nueve Sefirot, de acuerdo a esto, Maljut recibirá todo tipo de atributos, desde el peor hasta el mejor de todos. Todo depende solamente de Maljut, nuestro deseo de absorber las propiedades del Superior y llegar a ser idénticos a Él. Todo tiene lugar solamente dentro del deseo de una persona.

(25445 – De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 31 de octubre 2010 – Esto es para Yehudá.) 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta