Tú lo conseguiste, así que ¡pásalo!

Pregunta: ¿Cómo podemos convertirnos iguales al Creados cuya propiedad es la de otorgar, mientras hemos sido creados con el deseo de recibir y habiendo permanecido por siempre con ese deseo?

Respuesta: Si comienzas a otorgar a otros a través de tu deseo de recibir, solo incrementarás tu otorgamiento.

Existen dos naturalezas:

1.- La Luz = La Fuente de Luz = El Creador = El Otorgante

2.- El Deseo = El Receptor = La Criatura.

La Criatura siempre recibe solamente, nunca otorga.  Cuando leemos que la criatura se convierte como el Creador, se refiere a la “recepción para otorgar”, lo que significa ¡recibir y pasarlo!

Pero no puedo pasar la Luz como una cosa que puede ser pasada en nuestro mundo de una persona a otra.  Entonces ¿Cómo es que funciona? ¿Cómo puedo darte algo? Yo recibo del Creador y no puede ser de otra manera porque yo soy el deseo de recibir placer.

El deseo de recibir no puede otorgar; esto no existe en la naturaleza. Nuestra naturaleza solo funciona para consumir y absorber. Esta es una ley de la naturaleza que no puede ser violada. Entonces, ¿Cómo te otorgo a ti, un extraño? Una acción muy especial se produce aquí.

La Luz Circundante viene de ese mismo Creador, y esta Luz Reforma.  Esta Luz ejecuta una corrección y nos conecta a todos juntos.  Entonces no te estoy otorgando, yo recibo, pero recibo en tus deseos.  Esto es lo que significa para mí otorgarte a ti.

Yo conecto al “cuerpo” entero del alma colectiva en mí, todo eso se convierte en algo mío, y entonces recibo de eso, pero se le refiere como a mi otorgamiento a este “cuerpo”. Este es el truco maravilloso que sucede aquí.  Cuando percibo a otra persona como parte de mi, recibo para esa persona, y es como si estuviera otorgando.  Puedes objetar y decir: ¿Qué clase de otorgamiento es este? ¡Es la misma recepción!

Digamos que existe una persona a la que no le quise dar nada, y de repente, me doy cuenta que es mi hijo.  Entonces estoy listo para darle todo porque lo percibo como parte de mí.  Sin embargo, ¿Le podemos llamar a esto otorgamiento? Por ejemplo, si ya le había dado antes de saber nada de él, entonces seguramente si lo podemos llamar otorgamiento. Pero ahora, ¿qué clase de otorgamiento es este cuando es mi propio hijo? Es lo mismo que darte a ti mismo.

Todo esto sería verdad si yo fuera a descubrir que otras personas son absolutamente una parte de mí.  Pero el problema es que el odio permanece entre nosotros.  Este es un gran beneficio, y debemos amarlo.  Otra persona continúa siendo un extraño para mí, pero la Luz Circundante viene y crea una actitud amorosa por encima de mi odio.  Amor y odio permanecen como dos líneas: la derecha y la izquierda, conmigo en medio de ellas.  Este es el porqué a esto se le sigue refiriendo como “otorgamiento”.

En la línea derecha, percibo al otro como alguien cercano a mí, como parte de mí, como alguien por quien estoy dispuesto a sacrificarlo todo porque esa persona puede ser yo mismo también. En la línea izquierda, le odio y estoy dispuesto a destruir cada pequeña porción de esa persona. Y estas dos líneas existen unidas y simultáneamente en la línea central.

Esto continúa hasta el final de la corrección, Gmar Tikkun.  Y nadie sabe que viene después.

(25308 – Tomado de la cuarta parte de las Lecciones Diarias de Cábala del 20 de octubre 2010 – La Libertad.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: