Un minutero de la corrección

El Zohar, Capítulo, Tzav (Orden), Ítem 18: Bienaventurados son los justos en este mundo y en el mundo por venir, quienes conocen los caminos de la Torá y que lo siguen por el sendero de la verdad. Acerca de ellos está escrito, “El Señor está con ellos, viven”. “Con ellos”, son los caminos de la Torá. “Viven”, quiere decir que ellos existirán en este mundo y en el mundo por venir.

Cada uno de nosotros es en parte justo y en parte pecador. Tal vez mi porcentaje de justo es todavía de cero, mientras que el de pecador es de 100%. O puede ser que estoy en el proceso de transformar la parte del pecado, el deseo que es 100% la intención de recibir para sí mismo, en la intención para otorgar. Entonces esa parte se llama el justo dentro de nosotros. 

A cada vez, atravesamos por el siguiente proceso:

1. Pasamos el estado en que nos sentimos como pecadores.

2. Tomamos parte de nuestros deseos allí y los corregimos.

3. En ese preciso momento nos convertimos en el justo.

4. Entonces, nos convertimos en pecadores nuevamente al regresar a otro deseo no corregido y recibir placer.

5. Nuevamente, transferimos parte de nuestros deseos a la intención para el otorgamiento.

De esta forma, nuestras correcciones se acumulan pieza por pieza en una corrección general.

(26817 – De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá, el 17 de noviembre 2010 – El Zohar.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta