Una guía para los deseos

Usando el ejemplo del artículo La noche de la novia, podemos de alguna forma entender cómo El Libro del Zohar fue escrito. Sus autores estaban alcanzando Maljut como un todo, mientras descubrían fragmentos de varias partes, como el deseo de disfrutar par recibir (el Ángel Duma), la parte que trabaja bajo la segunda restricción (Tzimtzum Bet).

La parte masculina de Maljut es considerada como el “Rey David” y la parte femenina, como “Bat Sheba”. Los cabalistas descubrían la Luz que Reforma Maljut que se puede sentir dividida en dos partes y trabajar solo en una de ellas. Estas dos partes de Maljut son “Mi” (מי) y “ELEH” (אלה). Estamos trabajando constantemente sobre su combinación correcta y al hacerlo nos volvemos similares a Bina y el nombre de Elokim (אלהים) que consiste de ambos.

Al ver nuestras raíces en el Mundo de Atzilut y su actuación correcta, los autores del Zohar descubren la aplicación de los símbolos numéricos (Gematria) de estas partes. Después, en forma colorida nos las describen y explican que una vez en la historia, cuando la raíz espiritual desciende y se viste en el mundo corporal, nosotros atravesamos los mismos estados.

Sin embargo, sólo los efectos se manifiestan en este mundo, mientras los cabalistas nos hablan específicamente sobre las raíces con las que nos tenemos que igualar. Por lo tanto, al leer El libro del Zohar debemos visualizar las propiedades, fuerzas y acciones que ellos descubren en los grados Superiores y no personajes y acontecimientos de este mundo.

¿Cómo vemos los actos espirituales? Para hacerlo, sólo tenemos que llenar una condición: desarrollar cualidades similares a estos. Deseamos unirnos y descubrir entre nosotros los atributos de esta unión mutua y llenarnos con la Luz de Yod-Kei (י”ה) la parte del deseo que se abrirá en cada persona.

Entonces, entenderemos y sentiremos cómo clasificar nuestros deseos y separar la parte de David con la que podemos trabajar de la parte que no podemos trabajar. Sin embargo, anexaremos la parte femenina corregida, Bat Sheba, a David.

Todos encontrarán estas partes dentro de sí para unirlas con las otras y corregir a la Maljut colectiva, en donde según la corrección, el Creador se revela. Todos los mundos se manifiestan entre las almas en el lugar en donde ocurrió la restricción y la disminución de la Luz.

Cuando anhelamos la unicidad, el ocultamiento desaparece, y encontramos las formas de comunicación que el Libro del Zohar describe hasta que logremos alcanzar la interconexión, el mundo del Infinito.

(27177 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 21 de noviembre 2010 – Hakdama, BeLaila De Kala.)

Material Relacionado:

Temor al otorgamiento

Instrucciones para enlatar el egoísmo

El único deseo que logra la meta

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: