Una partícula en el campo de Fuerza Superior

La chispa de  “Isra-El” se revela en una persona a través del hecho de que llega a la Cabalá. De otra manera, ¿Qué fuerza podría llevarlo ahí? Toda persona que estudia tiene esta chispa; de otra manera no estudiaría.

Todos estamos nadando en el campo de la Fuerza Superior, la fuerza del deseo de recibir o del deseo de otorgar, de un extremo a otro, encontrando un punto de equilibrio conveniente en cada momento. Es como si cada persona estuviera dentro de un campo electromagnético como una partícula cargada que reacciona al campo de influencia. Si el campo cambia, lleva a una persona de un lugar a otro, como una partícula.

Así es como llegaste a la Cabalá. Un deseo despertó dentro de ti que pertenece a esta suma de personas, y te agregaste a ellos. Por eso eres llamado “Isra-El” (directo al Creador) de acuerdo a esta chispa. El deseo por el otorgamiento no puede descansar hasta que lo realices. ¡No serás capaz de continuar viviendo en tu pequeño exilio nunca más!

7000 personas están a punto de reunirse en la Convención; algunos viven en Israel y algunos vienen de todo el mundo. Sin embargo, ¡Cada uno de ellos está en exilio del mundo espiritual! Como una nación espiritual de “Isra-El,” están todos unidos por la chispa que no pertenece al mundo material. Por ahora existe en la espiritualidad sólo como un punto, pero de acuerdo a su meta esas personas ya son llamadas “la nación del Creador” en virtud de su estado futuro.

Cuando todas esas personas se reúnen y conectan todas sus chispas, cada uno de ellos contribuye con su pequeña fuerza y entonces cada persona recibe la fuerza de todos, ayudándolo a entrar al mundo espiritual.

(25702 – De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de noviembre 2010 – Exilio y Redención.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta