¡No te interpongas en el trabajo del Creador!

Pregunta: Desde que comencé mi desarrollo espiritual, he experimentado varios deseos en relación al mundo corporal. Constantemente estoy tratando de protegerme de ellos, de los deseos de poder y conocimiento, pero es inútil. ¿esto impide mi avance?

Respuesta: No trabajes en contra de tus deseos e impulsos naturales. No hay coerción en la espiritualidad. No debemos aniquilar nuestros deseos, suprimiéndolos violentamente y suspendiéndolos dentro de nosotros. Existe como siempre lo haz hecho, como de costumbre, pero pon todo tu esfuerzo en atraer la Luz que Reforma.

Hasta ahora, haz estado evolucionando dirigido por tus instintos naturales que te fueron entregados al nacer así como por lo que recibiste de tu educación y el impacto del entorno que ha sembrado todos los valores y cálculos en ti. Todo esto se deriva de la naturaleza material. 

Sin embargo, ahora se te ha dado la oportunidad de recibir una segunda naturaleza, así que déjala desarrollarse. No trates de hacer algo con ella por la fuerza; está prohibido. ¡No interfieras en el trabajo del Creador! Sólo pon todo tu esfuerzo en ayudarte a crecer espiritualmente y no toques ninguno de tus deseos y cualidades materiales. No trates de vencerlos. El poder de resistencia viene de la Luz que hace una restricción en ti y te proporciona una pantalla.

Ser un héroe no significa la supresión externa del deseo en mí como si no importara lo que está sucediendo en mi interior y como luzco por fuera. Esto es llamado el enfoque de Musar (ética religiosa) que es inaceptable desde la perspectiva de la Cabalá.

Necesitamos dejar que la Luz que Reforma haga su trabajo, y todo nuestro método Cabalista apunta a ello. Sólo tenemos que crear las condiciones para que nuestro punto en el corazón haga crecer todo el nuevo mundo. Eso es lo que estamos haciendo, y nada más.

Mientras tanto, no nos preocupemos por lo que está sucediendo con nuestra primera naturaleza en el mundo corporal. Vive, haz lo que sea necesario para tu existencia normal, y no pelees con tus deseos. Sin embargo, toda tu atención debe estar enfocada en la segunda parte de la realidad.

Lo que ocurrirá como resultado de esta segunda naturaleza y cómo cambiará tu primera naturaleza no se puede saber por adelantado. Tal vez, en cierto punto de tu desarrollo espiritual sentirás una mayor crueldad o urgencias materiales más fuertes por comida, sexo, familia, poder y riqueza.

No trates de corregirlas; sólo continúa atrayendo la Luz. De otra manera, sólo te harás daño. Esta es una advertencia muy importante. Duele ver cuántas personas salen lastimadas al luchar con sus deseos.

(27578 De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de noviembre 2010 – Cuerpo y Alma.) 

Material Relacionado:

Revelando al creador a través de el zohar

¿Qué es más importante, la velocidad o la profundidad del análisis

La unidad es el puente hacia el creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta