¿Hacia dónde dirigimos la fuerza que se nos ha dado?

Estamos destruyendo el mundo con nuestra actitud. Cada día registramos simplemente las especies adicionales de plantas y animales que desaparecieron de la faz de la tierra.

El mundo se vuelve más pobre cada día, perdiendo diversidad en sus formas. Incluso si no las eliminamos directamente, creamos condiciones en las cuales simplemente no pueden existir. Hay algunos que dicen que la situación está volviéndose irreversible.

Y sólo mediante esos lamentables resultados vemos que hemos hecho algo mal. Después de todo, creímos que teníamos el derecho de hacer lo que quisiéramos con la naturaleza. Lo hicimos en vez de examinar primero la naturaleza y a nosotros mismos para ver hacia donde debemos dirigir las fuerzas que poseemos.

¿Debemos cambiar el ambiente o cambiarnos a nosotros por medio del entorno correcto? Aquí yace toda la distinción entre el enfoque correcto y el equivocado. O estoy tratando de arreglar a todos y al mundo, y hago que todos bailen según mi compás, o me doy cuenta de que todo lo que no me gusta en el mundo es algo que necesito corregir dentro de mí mismo.

El egoísmo está dentro de mí. Por lo tanto, necesito la Luz que Reforma para corregirlo. Esa es la base del enfoque correcto.

La humanidad ha comenzado a aceptarlo sólo recientemente; comenzó a entender que el mundo es un sistema cerrado en el cual todo está conectado de manera integral. Mucho tiempo pasará entre el momento en que comenzamos a verlo hasta que este nos haga cambiar.

Somos como un pequeño niño, necio quien ve que está haciendo algo malo, pero aun así continúa haciéndolo, recibiendo unas nalgadas cada vez. Le tomará bastante tiempo madurar finalmente.

(30421 – De la parte 4º de la lección diaria de Cabalá del 12/21/10, “La Paz”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta