¿Por quién soy avergonzado al engañar: por mí o por el Creador?

El Zohar, introducción, artículo “La visión de Rabí Jiya”, ítem 52: “. Feliz es quien viene aquí sin vergüenza”. También vio a Rabí Elazar y al resto de los pilares del mundo que estaban sin vergüenza. Pero, Rabí Jiya mismo fue avergonzado…

Pregunta: ¿Qué es la vergüenza en el trabajo espiritual? ¿Y cuál es su función?

Respuesta: la vergüenza verdadera es revelada precisamente en el mundo espiritual. Está hecha sólo para las almas elevadas que llegan a ser iguales al Creador al tener las mismas cualidades.

En nuestro mundo, me da vergüenza cuando temo que otros se enteren de mi egoísmo. Temo que seré perjudicado, menospreciado o rechazado. Por otra parte, la vergüenza espiritual es temor de haber hecho todo lo posible por darle placer al Creador. Temo que no he utilizado plenamente todas las oportunidades que se me dieron. El Creador me da placeres y fuerzas para superarlos, y Él arregla todas las condiciones para mí. ¿Creé 100% de Luz reflejada en respuesta? ¿Perdí algo? ¿Estaba yo de alguna manera débil?

En nuestro mundo, vergüenza puede ser una sensación horrible si una persona está lo suficientemente desarrollada. Pero en la espiritualidad es simplemente la verdad, de la cual es imposible escapar, de la cual no puedes ocultarte o encubrirte. Normalmente nos justificamos, escondiéndonos detrás de excusas, “Todo el mundo roba y por eso yo también”. A veces, de alguna manera podemos suavizar una situación sobre el terreno, y con el tiempo se nos olvida el extremo inicial del evento. En este sentido, nuestro mundo es muy “fácil” en comparación con el mundo espiritual, donde la vergüenza es el juicio de la verdad.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de Diciembre 2010, El Zohar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: