“Desperfectos” de una percepción imperfecta

En cuanto a una persona que no ha completado su visión del mundo con la percepción espiritual, el sigue cayendo en diferentes problemas. Primero que todo, el tiene una dificultad de diferenciar entre la corporalidad y la espiritualidad.

Nosotros vivimos en el plano corporal y tenemos que cumplir con ciertas condiciones externas. Tenemos que organizar el trabajo en el grupo, familia las relaciones laborales, así como la interacción entre amigos, que hacemos, siguiendo las reglas del mundo corporal que aceptamos como parte del gobierno superior.

Se espera que mostremos una respuesta dual de los puntos de vista internos y externos. Sin embargo, si  vemos todo desde la perspectiva “interna”, ¿Para qué tenemos que circular la sabiduría de la Cabalá en primer lugar? ¿A quién intento dársela? ¿Es para las partes que ya están corregidas?

Nuestra imagen del mundo no es perfecta todavía, se desarrollará con el tiempo. Esta hecho a propósito así para que, de cara a la realidad quebrada, una persona tenga el libre albedrio en medio de dos principios: “¿Si yo no soy por mí, entonces quién es por mí? y “No existe nadie, aparte de Él”.

Segundo, existen contradicciones en el trabajo con los amigos. Ellos están o completamente corregidos, o yo debo trabajar con ellos como iguales, lo cual implica otro tipo de relaciones y expectativas.

Esta dualidad siempre acompaña a un principiante, y él tiene que aprender a trabajar con esto. Gracias a esto en particular, al combinar los opuestos antes y después del acto, llegamos al análisis correcto y su realización.

(25671- De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Noviembre 2010, “¿Qué grado debe uno alcanzar para no tener que reencarnar?”)

Material Relacionado:

Análisis y síntesis

La misión de rescate

Un estafador por derecho propio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: