1 + 1 = 3 (El Creador entre nosotros)

Necesitas  acostumbrarte al hecho de que si tú empiezas a examinar cualquier cosa, siempre encuentras dos atributos opuestos en el interior que, sin embargo, están unidos. Es una especie de “división”.

Si estás trabajando con un deseo egoísta, entonces todo funciona bien: 1 + 1 = 2. Pero si se combina el deseo de recibir con la intención de otorgar, ellos son opuestos y no pueden unirse. En otras palabras, ¡1 + 1 = 3! El tercero es el Creador. Tú tienes que acostumbrarte a esa paradoja y aceptarla como algo natural, es una norma para nosotros.

Somos testigos de tal “paradoja” en la sociedad humana. Por un lado, todo el mundo hace todo lo posible para separarse de los demás, pero por el otro, la gente está buscando contacto con los demás.

Se ha convertido en una manía. Hubo un caso en el que todo un sistema de comunicación móvil se vino abajo, las personas se quedaron sin teléfonos celulares, y comenzaron a volverse locos. ¿Cómo puede ser que todo el mundo quiere estar solo, y por otro lado, no puede prescindir de la comunicación con otras personas?

El hecho es que una persona quiere estar sola por un tiempo corto, para que nadie interfiera. Pero junto con ello, las personas tienden a vivir juntas: en una gran ciudad, en una cultura de masas. Ellos tienden a imitar a los demás y hacer todo de la misma manera que los demás. Por lo tanto, uno no niega lo otro.

Una persona necesita su rincón donde pueda ocultarse, como una abeja cada una en su celda personal. Pero tan pronto como uno recibe tal “independencia”, tiene que sentir que existe entre todos los demás.

(30210 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 12/19/10, “Una sierva que es heredera de su ama”)

Material Relacionado:

Equilibrio en la sociedad

Una paradoja del Dar

A través de la Realidad Virtual a la Realidad Superior 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: