Alegría a través de las lágrimas

Pregunta: ¿Hay una señal que me ayude a ver si he podido arreglármelas para despertar a los amigos en el grupo o no? ¿Parecen más felices?

Respuesta: Sólo los niños pueden sentirse felices sin una razón, pero un adulto no puede. Él sólo puede alegrarse cuando ha completado su tarea: alcanzar el objetivo de adhesión con el Creador.

Si lees los Salmos del Rey David, verás que no deja de hablar con el Creador, ya sea que esté llorando y pidiendo ayuda al Creador o Su bendición. Estos son dos estados opuestos, y una persona debe permanecer en ambos. Por un lado, él está gritando y llorando, rogando al Creador, por el otro, es feliz de tener la necesidad de volverse al Creador para demandar de Él, y de que el Creador le haya dado esta oportunidad.

Su cuerpo o ego sufre, pero su alma se regocija al saber que gracias a estos estados, recibe el privilegio de ascender a la espiritualidad y conectarse con el Creador. Por lo tanto, el libro de los Salmos es el libro más santo puesto que, a pesar de cómo se siente el rey David, bien o mal, experimenta la adhesión con el Creador.

Pero ¿cómo puede haber adhesión cuando uno se siente mal? Después de todo, si estoy en adhesión, se supone que debo regocijarme. ¿Por qué está llorando, entonces? Él está llorando porque está lamentando su deseo no corregido, mientras que su intención está en la adhesión con el Creador.

Esto es algo que todavía somos incapaces de comprender o de actuar consecuentemente con ello. Todavía estamos actuando como niños pequeños. Cuando algo no se hace a nuestra manera, caemos en la desesperación o, por el contrario, cuando llegamos a ser felices por algo, nos olvidamos de todo lo demás. Pero somos incapaces de permanecer en ambos estados al mismo tiempo, y es una vergüenza.

Esto significa que una persona no puede controlarse a sí mismo porque no puede conectarse correctamente con los acontecimientos a través de los cuales está pasando. Por un lado, tiene que someterse a estos estados desagradables, mientras que por el otro, tiene que sentir una conexión con el Creador, Aquel que le envía estos contratiempos, confusión y problemas.

Pero en el grupo, donde hay una conexión entre los amigos, esto no puede ocurrir porque un amigo está en un estado de ascenso, otro se encuentra en un descenso, un tercer amigo está dormido, y así sucesivamente. Así, una persona percibe todos estos estados simultáneamente y se incluye en todos ellos.

Hay aquellos que son fuertes y otros que son débiles, pero todo el mundo, de acuerdo con sus atributos personales, recibe problemas, trampas y dificultades desde Arriba. Cada persona los sobrelleva, la única pregunta es qué tan rápido da paso uno estado al otro.

Se nos ha dado la oportunidad de “despegar” unas 1000 veces más rápido de lo que está sucediendo hoy con nosotros. Y esto significa que ¡podemos llegar a la espiritualidad no en un millar de años, sino en este momento!

(29121 – De la lección diaria de Cabalá del 12/3/10, Escritos de Rabash, Carta 24)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: