Cualquiera es capaz de hacer un esfuerzo adicional

Es suficiente si nosotros deseamos unirnos, y consecuentemente la Luz nos unificará. Cada uno de nosotros tiene un deseo que ha estado evolucionando por miles de años y un punto que justo ahora ha emergido y nos está empujando hacia algo desconocido.

¡Pero esto no es suficiente! Estamos lidiando con un efecto bipolar, un deseo dividido: Una parte nos jala hacia un lado, a este mundo y la otra parte,  el “punto en el corazón” nos jala en la dirección opuesta, hacia el mundo espiritual. ¿Qué debo hacer con esta bipolaridad?

Todo lo que puedes haces es superponer uno sobre el otro. Es por esta razón que entro en el grupo y recibo de ahí un deseo adicional dentro del punto en el corazón. Lo obtengo, gracias a los esfuerzos que yo pongo en el grupo, y debido al hecho que no estoy intentando forzar mi ingreso al mundo espiritual, más bien lo intento de acuerdo a la regla “del amor de los amigos, al amor por el Creador”. En otras palabras, yo pongo mis esfuerzos dentro de un deseo no llenado.

Y luego, desde el grupo, recibo la fuerza que incluye la fuerza inicial de mi punto en el corazón y la fuerza añadida del grupo. Este poder adicional que recibo es llamado “anhelo espiritual” (Ishtotekut) y mi deseo inicial es llamado Ratzon. Por lo tanto, los cabalistas señalan que en orden de alcanzar el mundo superior, es necesario tener “Ratzon ve Ishtotekut” (Ver parte 1, Talmud Eser Sefirot).

La Luz Superior actúa sobre este anhelo específico, construido por encima de deseo natural propio y realiza una conexión dentro de mí, me une a mí con otros dentro un deseo colectivo, el lugar donde el Creador será revelado.

(29363 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/10/10, La Libertad)

Material Relacionado:

Deseo que tengan un buen registro en el Libro de la Vida

Una nueva satisfacción para una nueva necesidad

El dulce dolor de la criatura

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: