Cuando finalmente tengamos suerte en todo

El mundo de hoy está diseñado de manera que ningún país puede encerrarse y cerrar las fronteras. Si me encierro, habrá definitivamente algo malo dentro del país.

No entenderemos porqué. Pensaremos que hemos creado una sociedad que se provee a sí misma en todas las necesidades, como una enorme granja colectiva que proporciona carne, lácteos, pescado, y vegetales. Pensaremos que podemos tener una economía natural independiente de todos los demás, pero ningún país será capaz de lograr esto.

No es porque el país sea incapaz de auto sostenerse con productos materiales como agua, electricidad, y otros recursos naturales. Es porque así funciona en la naturaleza. Todas nuestras ruedas dentadas se han encerrado unas con otras, y ninguna puede escapar de las otras.

No comprenderás porque continúas teniendo problemas. En algún momento, las vacas dejarán de producir leche, en otro, el trigo no crecerá, el heno tampoco crecerá, o la cosecha se perderá. No sabrás de donde vienen repentinamente tales desgracias, pero no va a funcionar porque, internamente, los engranajes están vinculados con tanta fuerza que debes estar conectado con todo el mundo. ¡Hoy tendremos que explicarlo a todos!

Sin embargo, el G8 o el G20 no serán capaces de ayudar a unirnos. Incluso si todos están de acuerdo con esto y deciden cerrar sus manos y agarrarse el uno al otro, causarán una destrucción aún mayor. Se aferrarán de la mano de los otros un instante y comenzará una guerra en el momento siguiente. Si no es para el Creador, para un propósito espiritual, su unión llevará a una guerra mundial. Será peor que cuando Rusia quiso unificar a la gente de esta manera.

Por lo tanto, además de las explicaciones que todos estamos conectados por la naturaleza (pero no por nuestro propio deseo que se opone), también tenemos que revelar cómo podemos cambiar nuestro deseo de unidad para que nosotros, por nuestra propia voluntad, deseemos girar juntos, con todos los engranajes en la dirección correcta. Para ello, necesitamos la Luz que Reforma y nos une. Sin embargo, esto es posible únicamente por medio del estudio de la sabiduría de la Cabalá.

En primer lugar, podemos preparar a una persona al familiarizarlo con todas las condiciones que rodean el momento final, donde él necesita solamente entregar la llave contenida en la sabiduría de la Cabalá. Gradualmente, empezará a entender que hay una interconexión común, obligatoria, y aprenderá lo que nuestro libre albedrío implica.

De esta manera, debemos reducir el círculo hasta que le quede sólo una pregunta central sin resolver. Este es el momento en el cual podemos darle la respuesta, y en este momento, una persona lo aceptará.

Así de sabia tenemos que hacer nuestra difusión para que podamos acercarnos poco a poco a la gente, demostrándoles que no tiene nada que ver con ningún estereotipo, misticismo, religión, o judaísmo. Esta es una ciencia natural sobre la manera cómo una persona puede convertirse en una parte armónica de este mundo.

La sabiduría de la Cabalá te explica la ley de la naturaleza que gobierna el mundo y la ley interior dentro de una persona. En otras palabras, explica quién eres y cómo encajas en este mundo.

(30822 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 12/26/10, “Paz en el Mundo”)

Material Relacionado:

¿El mundo entero? ¡Qué baratija!

La mente es una conexión universal

Entrando a la órbita espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta