Cuando la tecnología es inútil

Queremos hacer mejores nuestras vidas, más cómodas. Y esta es la tendencia correcta. La única pregunta es: ¿Le anexamos la intención correcta? ¿Corregimos el “humano” en nosotros con la ayuda de la Luz que Reforma?

En los niveles inanimado, vegetativo, y animado podemos hacer lo que queramos con la condición de que nuestro objetivo sea corregir el mundo, es decir corregirnos. Pero si ese no es el caso, entonces no importa lo que hagamos, traerá problemas, guerras, y desastres.

La humanidad siempre se desarrolló debido a la carencia de alguna otra elección, huyendo del sufrimiento. Cada generación aspira a avanzar porque “la presión del desarrollo” siempre está a punto de alcanzarla y “estrujarla.” Así, el hombre está obligado a correr hacia adelante. Él no consigue que las cosas se concluyan y no sabe porqué, pero siempre tiene prisa por ir hacia adelante.

Esto sucede en los tres primeros niveles de desarrollo: inanimado, vegetativo, y animado. Así es como hemos corrido hacia adelante durante milenios. Pero hoy en día hemos llegado al límite del desarrollo y vemos que ya no hay nada más, ni razón alguna para seguir corriendo hacia adelante. Tecnológicamente, aun tenemos una multitud de oportunidades, ¿Pero para qué las necesito? La nanotecnología está a mi servicio, ¿pero para qué?

¿Para qué necesitamos todo este Internet? ¿Qué me da en realidad? Sólo me muestra que estoy vacío y estoy perdiendo mi tiempo en basura. El 99% del tráfico “limpio” es uno de los problemas de los cuales el mundo quisiera deshacerse, de chismes, y vulgaridad ¿Y la ciencia añade algo bueno a todo eso?

Si vemos todo esto con un enfoque hacia el desarrollo, veremos un excelente medio que rápidamente revela nuestro vacío interior. Sólo debemos entender que nuestro problema no es tecnológico.

El desarrollo tecnológico aun no se ha agotado, pero casi hemos quedado contra una barrera, la pregunta es: ¿Para qué? El hombre no lo necesita y es todo.

No veíamos todas esas cosas durante el periodo hippie incluso cuando en ese entonces las personas se preguntaban: ¿Para qué necesito todo este progreso? ¿Cuál es su utilidad? Me diluye y me borra, convirtiéndome en una máquina. Esta vida mecánica no me da nada. Nacer, crecer, trabajar, y luego morir, esa es toda la fórmula.

Al ver la vida desde esta perspectiva, una persona pierde todo deseo y vive de manera involuntaria. Y a menos que el nivel humano en él se desarrolle, el desarrollo tecnológico está cerca de llegar a su fin.

Incluso si todo está bien con respecto a la cultura y educación, necesitamos resultados más profundos. Necesitamos la esencia, el carácter humano. Las Reshimot se despiertan en nosotros, estimulando el deseo insatisfecho, el vacío que no es llenado con todas las aplicaciones del internet y toda la tecnología del mundo.

Entonces ¿por qué nos es tan difícil resolver este problema? Es porque los logros tecnológicos crean una ilusión de que seremos capaces de modernizar al “humano” en nosotros así de fácil y él se volverá mejor, más amable, y más feliz. Pero eso es incorrecto. En esta área no lograremos nada sin la fuerza superior, espiritual. Todos los medios “terrenales” para corregir a una persona obviamente fallarán.

Por tanto, la humanidad no cambiará su situación hasta que tome conciencia de esto.

(30525 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/22/10, “La Paz”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta