De la Oscuridad Egipcia Hacia la Luz

Abraham, Isaac, Jacob, Moisés y así sucesivamente, son etapas del desarrollo del alma. Una nueva fuerza surge dentro del alma cada vez y comienza a dirigir el desarrollo y a todo lo que la acompaña.

La nueva fuerza siempre es un deseo de recibir y un deseo de otorgar. El desarrollo está dividido en fases, sin embargo, con un periodo seguido de otro. Hasta que haya completado una etapa de desarrollo, no sabré cómo será la próxima, y así sucesivamente.

Después de los siete años de abundancia no sé cómo serán los siete años de hambruna. Me parece que estoy avanzando y que entraré en el mundo espiritual de la misma manera. Repentinamente, en lugar de los mundos espirituales, ¡boom!, desciende la oscuridad egipcia. De igual manera, no me doy cuenta que repentinamente salgo de la oscuridad egipcia, de lo terrible, de la densa oscuridad, cuando mi deseo no tiene llenado, ni Luz Circundante, ni Luz Interior y voy hacia la Luz.

El desarrollo sucede por etapas. Solo necesitamos saber cómo avanzar, pero cada revelación es una sorpresa, una absoluta sorpresa.

(28740 – De la Lección sobre La Porción Semanal de Torá, 2/12/10)

Material relacionado:

De la Oscuridad Egipcia Hacia la Luz
Todos los malvados y los justos se encuentran dentro de mí
El nacimiento de un nuevo grado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: