Deshazte de la exclusividad

Le parece a cada persona que el Creador le da preferencia frente a otras personas. Todo el mundo tiene este rasgo porque viene de su propia raíz Superior única. Puesto que una persona no siente esta raíz en otros, le parece a él o ella que él o ella es única. Esta es la forma en que el poder de la ruptura trabaja.

Sin embargo, no hay mal sin bien. Sólo tenemos que utilizar esta sensación de nuestra singularidad correctamente. En otras palabras, en lugar de sentirse como el hijo de un rey nacido en el palacio, una persona tiene que alcanzar el grado llamado “hijo” (“Ben” en hebreo) a través de sus propios esfuerzos. Este es un trabajo grande y duro.

Una persona tiene que borrar esta “exclusividad” de sí mismo, que tiene en su cabeza. Tiene que acabar con todas sus excusas y esperar que tenga derecho a algo. Él tiene que entender que “quien no trabajó, no halló”.

(28017 – De la lección diaria de Cabalá del 11/26/10, Baal HaSulam, Carta 52, 1928)

Material relacionado:

El sendero hacia el palacio del Creador
Vencer los obstáculos en la vida con la intención correcta nos acerca al Creador
Cara a Cara con el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta