Educación en vez de orientación profesional

El problema no es que rompamos el carácter de una persona y que dañemos algo en este mundo. Por el contrario, al prescindir de sus propiedades individuales, arrancamos ciertas partes de la corrección común, y sin estas partes todo el sistema no será perfecto.

En la espiritualidad, todo tiene que ser perfecto. Si al inmenso sistema entero le falta una pequeña célula, esto hace imperfecto a todo el sistema. Se presupone una mutua inclusión total, es decir, de cada uno en todos. Cada persona se incluye en todos los demás y contiene a todos en él.

Esto significa que incluso si uno no está corregido, no hay ni una sola alma corregida. Si un alma está corrupta, esto es sentido en todas las otras almas y en el sistema en su conjunto. Cada defecto es acumulativo porque, al estar en el interior de un alma, el defecto se multiplica al esparcirse en todas las otras almas e influencia cada alma multiplicándose debido a su inclusión mutua.

Es por eso que mediante la protección de la libertad individual, los cabalistas no están buscando relaciones hermosas entre las personas, sino que provengan de la estructura de la creación, viéndolas de principio a fin. Por lo tanto, dicen que no podemos hacer lo que queremos en un momento dado, sino que tenemos que proceder sólo de la forma verdadera, el estado final corregido (Gmar Tikun).

Si tenemos que alcanzar el final de la corrección, entonces, hoy, tenemos que tratar a todos con sumo cuidado, teniendo en cuenta sus cualidades personales como nuestra propiedad colectiva, en la cual nada puede reemplazarse. Sólo tenemos que ayudarnos unos a otros a conectarnos con todos los demás. Así es como deberían ser las relaciones en la sociedad.

A continuación, a cada persona debe dársele la oportunidad de desarrollarse hacia la conexión con el resto. El no debe desarrollarse personalmente, esperando todo tipo de éxitos y distinciones egoístas. En esto es en lo que está ocupada la escuela de hoy. Ellos no están educando una persona, sino sólo dando una “orientación profesional”.

En lugar de esto, las escuelas tienen que ocuparse en educar a una persona en la sociedad en particular. Gracias a esto, todas las capacidades naturales se desarrollan adecuadamente en él porque todos sus genes, hormonas y cualidades innatas sólo existen por su conexión con el resto. Todo esto está dirigido sólo hacia la sociedad y la conexión.

De lo contrario, serían invisibles para nosotros. Las vemos sólo porque pasamos por la ruptura. Es decir, las cualidades personales de cada uno son la consecuencia de la ruptura del alma colectiva y pueden ser corregidas sólo a través de la conexión.

Realmente, una persona no tiene nada más que hacer en este mundo, aparte de conectarse con los demás. De esta manera, él puede desarrollar todas sus cualidades personales y tendencias naturales en su forma óptima. Esto garantiza un florecimiento de la mente y los sentimientos en su forma más equilibrada.

Además, a través de una conexión con los demás, él puede absorber de ellos un número de cualidades adicionales, impresiones y sentimientos, todo lo que necesita. Él será nutrido por todos, por todo el sistema correctamente, y eso le permitirá desarrollarse a sí mismo armónica y perfectamente.

(29370 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/10/10, “La Libertad”)

Material relacionado:

La base del desarrollo correcto
La pirámide al revés
Saltar por encima de tu cabeza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: