El amor es una vasija para la Luz

Si no recibimos el deseo de otorgar del entorno, no seremos capaces de revelar el mundo espiritual a través de nuestros propios esfuerzos. De hecho, el placer espiritual es infinitamente mayor que su contraparte corporal. Incluso el más pequeño placer que recibimos al ascender a la salida espiritual del primer grado es 125 billones de veces más grande que todos los placeres de nuestro mundo en conjunto.

El “Big Bang” es el resultado de una pequeña chispa de Luz Superior que se infiltró en nuestro mundo y causó todo nuestro universo. ¡Y solo una pequeña chispa! Mientras tanto, ahora estamos preparados para revelar toda la Luz de NRNHY en toda su medida. De ello se deduce que para esto necesitaremos vasijas ilimitadas de recepción.

Por lo tanto, no podemos recibir toda esta Luz, de lo contrario, simplemente explotaremos. Por ello, cada persona necesita construir Kelim externos (vasijas) fuera de sí mismo. Sólo a través de la conexión, una inclusión mutua de los unos en los otros, somos capaces de adquirir grandes deseos externos.

Incluso ahora todos estamos nadando en la Luz Superior, solo que somos incapaces de sentirlo. No hay lugar dentro de nosotros que pueda ser llenado porque sólo tenemos una pequeña chispa. En la carta nº 8 de Baal HaSulam (Frutos de la Sabiduría, Cartas), él describe la Luz que es revelada en nosotros:

“A la hora del alcance, uno siente la Luz Superior que esta revelada y basada en todas las transformaciones inversas. Y le parece a una persona, a la hora de alcanzar la perfección, que todo el sufrimiento por el que ha atravesado fue valioso porque le permitió apreciar la dulzura y el sabor de la Luz, de la unión con el Creador. Y todos sus órganos y tendones dirán y darán testimonio de que cualquiera entre los vivientes en el mundo aceptaría gustoso en cortar las manos y los pies siete veces al día, si pudiera alcanzar el sabor de la adhesión, tan sólo por un breve momento en su vida. “

En otras palabras, tenemos que entender que la revelación espiritual es algo infinitamente estupendo, y necesitamos preparar nuestros deseos vacios (Kelim) para ello. Nos espera un gran trabajo interior, y sin embargo es increíblemente fácil si lo hacemos juntos con amor. ¡Esta unión determina todo!

Si me uno con los otros y siento que existo juntamente con ellos en un Kli, en un deseo, entonces la Luz es revelada en su interior. Está escrito que “ama a tu prójimo es la regla principal de la Torá (Luz)” porque el amor es una vasija para la Luz.

(27640 – De la Lección 1, Convención Mundial de Cabalá 2010, 11/9/10)

Material Relacionado:

El constructor de tu alma hazlo tu mismo

Un ataque de unidad

Purificando la intención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: