El beneficio de fingir

Pregunta: ¿Qué debo hacer si no quiero ser parte del grupo y estoy sólo fingiendo, porque se me ha dicho que es necesario para alcanzar la meta?

Respuesta: Yo finjo, no  porque deba, sino con el fin de ayudar a los amigos, de darles fuerza. En verdad, yo juego en contra y confundo mi egoísmo. Puse allí todas mis fuerzas, pero no es suficiente. Mientras tanto, me doy cuenta de que si el grupo irradia toda su fuerza hacia mí, me inspiraré y seré capaz de elevarme por encima de mí mismo. Entonces, ¿cómo puedo inculcar esa “iluminación” en el grupo?

Para lograr esto, llevo a cabo el otorgamiento a los amigos. Paso mi despertar a ellos, envolviéndolos con calidez, e inspirándolos a pesar de carecer de esto yo mismo. Intencionalmente finjo recibir lo mismo de los amigos en respuesta, que sólo cien veces más. Después de todo, al fingir los enciendo, ya sea que quieran o no. Y no importa que este mintiendo, sin embargo ellos se inspiran y lo irradia de nuevo a mí.

Por lo tanto, resulta que mi chispa artificialmente soplada hizo que se convierta en una llama real. Empecé fingiendo, pero como resultado, se encendió realmente. Y todo este fuego viene del deseo que es mío. Al utilizar el entorno, he logrado el objetivo de transformar el egoísmo en el otorgamiento.

El grupo, como un amplificador, ha multiplicado mi mansa inspiración primera en una múltiple. Y ahora, con este deseo tan arduamente ganado, se vuelve muy seriamente al Creador y sin ningún tipo de falsedad.

(28899 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/6/10, “Introducción del Libro del Zohar”, artículo “Quién creó a estos”)

Material Relacionado:

La meta – a mitad de camino

Las chispas errantes del otorgamiento

El sendero hacia la Luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: