El Creador salvará al hombre y a la bestia

La naturaleza no será salvada por todos nuestros intentos de preservarla y de mejorar nuestro ambiente. Sólo la Luz que Reforma puede ayudarnos, puesto que ella es la fuerza que nos está faltando para equilibrar al humano dentro nuestro y para traerlo de vuelta a la armonía con la naturaleza que es llamada Elokim, el Creador.

La misma fuerza que nos igualará con el Creador, traerá el equilibro a nuestras partes inanimada, vegetativa, y animada. Empezaremos a utilizar la naturaleza correctamente, solamente tanto, cuanto sea necesario, porque sentiremos que no necesitamos más.

Mi cuerpo animal se sentirá como debería hacerlo un animal; el humano en mí se sentirá de la manera en que un humano debería sentirse. Los sabios dicen, “Tú salvas al hombre y a la bestia, Oh Señor”. Él salvará a ambos, no a mí.

Yo no sé qué acciones materiales seguirán. Quizás, quemaremos más arboles, ¿quién sabe? Sólo necesitamos dejar que la Luz que Reforma trabaje, usarla como se debe. Después de todo, esta llega desde el nivel superior y traerá al equilibrio de todas las partes de la naturaleza, organizándolas a su semejanza.

No trates de juzgar todo con tu mente. Sólo deja que la Fuerza Superior haga su trabajo, invítala, y desea que ella lo haga. Después de todo, ¿Cómo podemos saber cómo debería verse un mundo corregido?

(30413 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/21/10, “La Paz”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: