El cronometro sigue marcando

Cada mañana, antes de la lección diaria de Cabalá, nos levantamos nuevamente, abrimos una nueva página. Así mismo puede suceder durante el día, tal como se dice: “y serán a tus ojos como nuevos”. Uno debe sentirse a sí mismo como una nueva criatura, entrar una y otra vez en contacto con el trabajo espiritual y acercarse al Creador.

Con cada renovación, uno implementa Reshimot (reminiscencias), hasta que adquiere una cantidad suficiente. Esta cantidad no se sabe de antemano, pero el cronometro sigue marcando, las ruedas dentadas siguen rodando y cambiando números después de la coma, y en cierto punto, la rueda dentada principal del lado izquierdo salta y cambia de un numero a otro.

Así es también con nosotros. Por lo tanto debemos alegrarnos cada momento y renovar el contacto, la intención, el anhelo por la meta. Se dice: “el fin del hecho está en el pensamiento inicial”. Ya ahora debo sostener en el pensamiento, la meta que espero conseguir al final del proceso. ¿Hacia dónde me dirijo? ¿Qué es exactamente lo que quiero? Cada vez debo describírmelo a mí mismo nuevamente, cada vez con más precisión, más claridad, más perceptible y tangible.

En la meta final, todas mis tendencias, pensamientos, esfuerzos y decepciones se juntan y se unen en una integral y se colman. Mi trabajo termina en el punto final de contacto, y este punto se llama “gota de unidad”.  En ella estoy yo mismo, toda la realidad percibida por el Creador, es decir, el atributo de otorgamiento, la Fuerza Superior, todo se convierte en una unidad. Yo debo describirme este estado ya, hoy.

Baal haSulam lo expresó de otra forma: el hombre debe dirigirse a sí mismo hacia la unión de Israel, la Torá y el Creador. Llámalo como quieras. Lo principal es que pensemos sobre ese punto de unidad final. Y cuanto más me lo imagino con mayor claridad en el sentimiento y en el intelecto, me causa una felicidad más grande, ya que entonces estoy, indudablemente implicando el Reshimo (reminiscencias) presente y avanzando constantemente hacia el final de la acción.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá 12/12/2010, El Zohar)

Material Relacionado:

La meta – a mitad de camino

Desenrollando La Cadena de Reshimot

Trabajando en dos direcciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: