El más grande sustituto del Creador

Pregunta: Toda persona quiere ser única y realizar la raíz única de su alma. Por eso está atemorizado por la explicación de que es una simple rueda dentada en el mecanismo común. Tiene miedo de perder su individualidad en la sociedad.

Respuesta: ¿Pero porqué debes perderte en la sociedad? Por el contrario, puedes convertirte en un justo quien es considerado la “sal de la tierra”: otorgar a todos y jalar al mundo hacia adelante ¿Quién te detiene? No hay restricción en el otorgamiento ¡Por favor, otorga!

Te quejas de que se te impide o no se te permite usar a todos los otros. Obviamente, nadie quiere dejar que te aproveches de ellos. Por otra parte, si te vuelves grande no en recepción, sino en otorgamiento, nadie va a obstruir tu camino.

Uno puede ser único en el sentido positivo de la palabra, en otorgamiento ¿Por qué entonces, insistes en ser diferente en la forma negativa, en el egoísmo? Cada uno quiere ser especial, así que por favor, déjalos. Realízate en la espiritualidad.

Una persona puede asustarse por la sola apariencia de las ruedas dentadas. Imagina ser un robot o un tornillo, pero es un hecho de la realidad, un trazado que existe en la Naturaleza. En la Naturaleza, nada puede ser malo o bueno; es simplemente un hecho.

Puedes estar de acuerdo o en desacuerdo; eso no cambiará la realidad. Sólo evocarás golpes sobre ti si no lo acatas. Puedes afirmar que no estás de acuerdo con la ley de la gravedad y negar su existencia. Adelante; más tarde te veremos caer del techo.

Es el mismo caso aquí. No entendemos cuán estrictamente conectados estamos unos a otros y estamos aun tratando de hacer lo que nos place. Todos están jalando la frazada hacia sí mismos. Más tarde, vemos como cada uno sufre, cada cierto tiempo, por miles de años.

Ahora, estamos entrando a tal estado donde nuestro ego ha crecido al máximo en todos nuestros deseos terrenales y nos han vinculado unos con otros en todo el mundo. Sin embargo, aun no queremos admitirlo y aun tratamos de engañarnos y usarnos entre nosotros. Sin embargo, no entendemos que al hacerlo, cada uno lleva hacia sí mismo justo el mismo dolor que le provoca a otros.

No lo vemos, pero si me fuera revelado claramente y recibiera un golpe inmediato y recíproco en el momento en que daño a alguien, actuaría como un animal que no tiene libre albedrío. Continuaría balanceándome entre golpes y placeres, funcionando como una máquina, si la ley de conexión mutua me afectara abiertamente.

Por lo tanto, esta Luz está oculta para darme una oportunidad de agregarle al usar mi libre albedrío. La ley existe, aunque oculta, y yo puedo disfrazar el ocultamiento como si estuviera revelada. Después de todo, deseo que funcione de esta manera: quiero que el otorgamiento sea enorme y poderoso y prevalezca sobre la recepción. Puede ser una ley escrita en cada libro, pero yo deseo que se revele en la práctica. Aquí es donde yace mi libre albedrío.

Se me fue dado un espacio en blanco lo que significa que el Creador está oculto. Puedo sacarlo del ocultamiento y llenar este espacio en blanco con Su presencia. Esta será mi propia presencia, porque seré exactamente como Él. Llegaré al lugar en el que Él está oculto y Lo reemplazaré. Será como si Él y yo fuéramos socios. Y prometo que haré su trabajo por Él cuando Se oculte.

(30828 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/26/10, “Paz en el Mundo”)

Material relacionado:

Estableciendo un nuevo eje de coordenadas
Cuando el mal se descubre
Como ganar confianza y libertad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: