Elevándonos por encima de los obstáculos

En la medida que leemos el Libro del Zohar, su Introducción, deberíamos estar más preocupados por la intención que por entender el texto. Nuestra preocupación principal debería ser mantenernos sintonizados apropiadamente. ¿Por qué leemos El Zohar? ¿Qué nos sucede mientras tanto? ¿Qué nos afecta? ¿Qué deseamos lograr como resultado?

Sólo después, nos dirigimos al texto mismo, intentando penetrar en su significado. Sólo al “limpiar” un lugar entre nosotros alcanzaremos el efecto necesario. De otra manera, simplemente no habrá lugar para que sea revelado.

Pregunta: ¿Cómo preparamos ese lugar?

Respuesta: Lo preparamos al elevarnos por encima de los obstáculos. Una persona viene a la lección de Cabalá, a una “cita” con el Libro del Zohar, a una reunión con los amigos solo con un montón de problemas que le parecen coincidencias, pero no existen las coincidencias. ¡No existe nadie, aparte del Creador!

Por tanto, yo necesito realizar el cálculo correcto: No entiendo que es lo que está sucediendo, porque me sucede a mí en particular o a nosotros, yo todavía necesito elevarme por encima de todo, solamente por el bien de la unión con los amigos. De esta manera preparamos las bases, creamos un lugar para los ascensos futuros; formamos Maljut. Esto está escrito en un artículo diferente del Libro del Zohar, Introducción: “La Noche de la Novia”.

En la lección, se nos da una oportunidad que no se puede encontrar en otro lugar. ¿Qué tan importante es para mí revelar al Creador, darle placer? ¿Qué tan importante es para mí elevarme por encima de mi egoísmo y unirme con otros para revelar al Creador? Constantemente mido mis objetivos de acuerdo a su importancia.

Al mismo tiempo, yo veo que cada vez se me dan obstáculos, y necesito pisar la garganta del egoísmo con el fin de continuar en el camino, permaneciendo en la unificación, en el tema, y en proximidad directa con las fuentes primarias. Este es un gran trabajo, y es esto lo que se entiende por  “preparar un lugar” para la revelación del Creador.

(28049 –  De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 29 de Noviembre del 2010, El Zohar, Introducción, “La Rosa”)

Material Relacionado:

Una pared y un mazo para todos

Los obstaculos son el lenguaje del creador

Las fuerzas impuras son los asistentes del creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta