Entendiéndose uno al otro

Pregunta: ¿Por qué Bina y Maljut llegan a entenderse uno al otro debido a la ruptura de la pantalla? En nuestro estado roto, ¿cómo podemos empezar a hacer lo mismo?

Respuesta: Sólo hay dos atributos en la creación, otorgamiento y recepción. No hay nada más. No estamos hablando de Atzmuto (Su esencia), es decir, la Fuerza Superior como es, sin ninguna conexión con nosotros. Somos incapaces de hablar fuera del concepto de tiempo, ya que estamos midiendo constantemente todo dentro de un marco de tiempo, es decir, antes de un momento determinado y después de él.

El Creador y la criatura no están  incluidos uno dentro del otro, sino que son opuestos desde el principio. Con el fin de llevarlos a la unidad, que es el propósito de la creación, tiene que haber un mecanismo intermediario que los habilite a aproximarse al otro.

Tal mecanismo de convergencias tendría que consistir de ambos. Tendría que administrar tanto al Creador como a la criatura para que se mezclaran, incluyendo unos en otros.

El Creador necesitaría estar dispuesto a aceptar a la criatura dentro de Él, mientras que la criatura tendría que estar lista para incorporarse a las propiedades del Creador. Tendría que haber entendimiento mutuo, comprensión, o conexión entre ellos, lo cual tiene que expandirse gradualmente.

Imaginemos dos objetos opuestos. Supongamos que  tú y yo somos opuestos que se odian entre sí. Ahora, tenemos que llegar a un acuerdo de alguna manera y alcanzar la perfección en nuestro estado. ¿Cómo puede lograrse si somos completamente opuestos? ¡Es imposible! Esto sólo sería posible con la ayuda de ciertos medios que están ausentes en ti y en mí, porque somos opuestos.

¿Cómo debemos construir tales medios?  Yo renuncio a algo mío, tú renuncias a algo que te pertenece, y comenzamos a construir algo completamente nuevo. Sin embargo, ninguno de nosotros tiene algo que ver todavía con este tercer elemento. Simplemente, lo construimos en la separación total de nosotros mismos y ni siquiera queremos saber que hay algo en común.

Sin embargo, estamos construyendo ese algo en común como si existiera por sí mismo, y cada uno de nosotros invierte una parte de sí mismo en él. Entonces, ¿qué? ¿No somos los dos opuestos? ¿Qué hay que hacer para que puedan unirse? Necesitaríamos romper todas las barreras entre ellos y, entonces, volver a crearlos desde cero. Eso es lo que sucede durante la ruptura.

(30295- De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 20 de Diciembre 2010, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

¿A quién podemos llamar una criatura?

Evolución espiritual: de embrión a ser humano

¡Ven y ve a tu creador!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: