Eterna dependencia

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre ser consciente de la inclinación al mal y corregirla?

Respuesta: El deseo de recibir es creado por la Luz y no  puede cambiarse por sí mismo. Fuera de la Luz, el deseo es “0”, ¡no existe!  Es totalmente dependiente de la influencia de la Luz sobre él.

No hay nada en toda la creación a excepción de la Luz y el deseo de creado por ella.  Dependiendo del como afecte la Luz sobre el deseo de recibir que ha creado, el deseo puede ir desde “completamente egoísta” a “totalmente altruista.”  Todo está determinado por la intensidad de la Luz que lo afecta.  Cuando discutimos sobre el deseo de recibir, debemos mencionar lo que es, y que está totalmente definido por la Luz.

Es similar a un trozo de metal que está descansando en un imán: Todas las acciones de este bloque son determinados por las acciones del imán.  Y nosotros estamos siempre, por toda la eternidad,  dependiendo de la Luz y sus efectos sobre nosotros.  ¡Y si cesa de afectarnos, desaparecemos!

Cuando la Luz llena el deseo de recibir, provoca deleite en nosotros.  Cuando el deseo está vacío, sufrimos.  Cuando la Luz se retira de nosotros (del deseo) casi en su totalidad, nos hace sentir la carencia de sensación de la Luz como la fuente de nuestra existencia (ocultamiento del Creador).

Cuando la Luz se aproxima de su ocultamiento, nos hace reconocer la inclinación al mal, o nuestro egoísmo en contra de su propiedad de amor y otorgamiento, aún cuando todavía no la sentimos como tal.  Cuando la proximidad de la Luz se hace aún mayor, la experimentamos como conciencia de egoísmo, lo cual es inaceptable. En este estado, el Creador (Luz) se convierte en garante, de que una persona no empleará ya más su egoísmo. Pero si la Luz se retira, entonces una persona definitivamente caerá en su egoísmo natural nuevamente.

La sabiduría de la Cabalá explica cómo podemos controlar el impacto de la Luz sobre nosotros, y de esta forma rápida y sencillamente nos trae a la perfección, en lugar de avanzar a ella por medio de experimentar el mal en nosotros mismos.  En cualquier escenario, estamos eternamente dependientes de la Luz, que es grande porque sin duda nos llevará a la perfección.

(21842)

Material Relacionado:

Cuando se trata de la crisis global, no podemos permitirnos las dilaciones

La garantía mutua es el único regulador efectivo

La enfermedad – el doctor – el remedio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: