Exilio desde la intención

Pregunta: Si yo simplemente ayudo a la gente en este mundo, ¿puedo extraer de estas acciones,  la Luz que corrige el alma?

Respuesta: Eso depende de tu intención. Si realmente tienes la intención de otorgar, entonces, seguramente atraerás la Luz. Pero si vas a estar caminando con una anciana al cruzar la calle y piensas que eres justo al hacerlo, sólo te harás daño.

Hay millones de personas en el mundo dispuesto a ayudar a los demás, y aparecen como si hicieran buenas cosas en el plano material. Pero por alguna razón, sus acciones no hacen mejor al mundo. Todas las obras de filantropía no producen ningún resultado positivo, ya que son las intenciones las que cambian el mundo, no acciones.

El Creador no necesita tus acciones si las estás haciendo fuera de nuestro ego. En primer lugar, tienes que preguntarte si ¿estas acciones corrigen el corazón? Antes de realizar un mandamiento o cualquier otra buena acción, tienes que armarte primero con la intención correcta. Y si no tienes la intención, pregúntate si aún vale la pena hacer la acción.

Si la acción es esencial para tu sustento, tienes que llevarla a cabo incluso sin la intención, ya que se refiere a las necesidades básicas y, por tanto, no es “ni condenada ni recompensada”. Pero si la acción excede lo que el cuerpo del animal necesita, no puedes hacerla con una intención egoísta. Al hacer acciones egoístas corrompes al mundo puesto que te distancias de la espiritualidad y traes miseria a este mundo.

El estado colectivo en el que las acciones se realizan sin una intención es llamado un “exilio”. Y volver a las acciones con intenciones altruistas es llamado “redención” porque con cada acción revelas al Creador.

(30741 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 12/24/10, “La Paz”)

Material Relacionado:

¿Existo o no?

El mundo está creado con misericordia

Cuando la tecnología es inútil

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta