Haz importante al Creador

El Creador quiso crear la criatura idéntica a Él. Y esto es una verdadera bendición. ¿Por qué entonces la criatura no fue como el Creador, en primer lugar? Es porque la criatura debe construirse a sí misma.

La relación entre el Creador y la criatura se realiza a través de recepción y otorgamiento. El Creador otorga llenado fácilmente a la criatura y, además, da a la criatura una oportunidad de hacer lo mismo a cambio. Cuanto más importante es el Creador a los ojos de la criatura, más puede darle Él. Al final, de hecho, se convertirá en independiente e igual al Creador.

De este modo, ellos establecen una total reciprocidad. El hombre recibe llenado ascendiendo al nivel del Creador, pero sólo si él quiere hacerse idéntico a Él.

Este deseo adicional que tenemos que encontrar es llamado aspiración. Se deriva de la realización de la importancia del Creador. Observamos lo mismo en nuestro mundo: Si alguien es importante ante mis ojos, me esfuerzo por darle algo a esa persona. Por ejemplo, un niño es importante para los padres, y ellos se esfuerzan por darle regalos.

Resulta que tengo que trabajar constantemente hacia la realización de la importancia de este peldaño, la propiedad llamada “Creador”. De esta manera, logramos semejanza con el Creador, naturalmente encontramos lo que es importante para nosotros: el atributo de otorgamiento.

(30040 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/17/10, “El Creador creó la inclinación al mal y la Torá como una especia”

Material Relacionado:

Un nuevo tipo de humanidad en tan solo 15 años
De nuevo sobre el amor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: