Hemos descubierto al Faraón; el Creador está contiguo

Pregunta: ¿Por qué el Creador no llevó a Moisés a través del Majsom (la barrera que nos separa de la espiritualidad) en la última Convención y dejó que el Faraón acomodara las sillas?

Respuesta: ¿Dónde estaba nuestro Moisés cuando teníamos que pedir la salida de Egipto? ¿Dónde estaba nuestro clamor hacia el Creador? No había nadie excepto el Faraón.

No le exigimos al Creador que rompiera la barrera entre nosotros. Todos estaban esperando:”¿Cuándo Él se revelará de una vez? ¡Quiero ser llenado!” Estábamos aun gobernados por el Faraón. Más aun, logramos ver lo que se interpone, lo que bloquea nuestra unidad.

No fue accidental que yo inmediatamente arrojara a la audiencia las palabras acerca de la necesidad de pensar en nuestra conexión mutua, sumergirse en esta, y encontrar las cuerdas rotas para unirlas. Ni bailando, ni hablando, sólo dejar que todos miraran dentro de sí mismos y pensaran solamente acerca de cómo unirse con todos los otros.

¿Y cuál fue el resultado? nos paralizamos. Resultó que soy incapaz de hacerlo. Y es bueno porqué llegué  a ver algo importante: Estoy totalmente desconectado de los otros; no hay un vínculo. Todas las cuerdas y canales están cortados. No hay un impulso diminuto. Haré cualquier cosa excepto unificarme con los otros, absorber sus pensamientos y deseos para que estos, Dios lo prohíba, lleguen a ser como míos.

Este es el poder del Faraón ¿Pero dónde está el llanto? Si, estamos cortados, aislados unos de otros. ¿Pero dónde está nuestra súplica para hacer que nos unamos? ¿Por qué no vienes Tú a unirnos?

Aun no tenemos necesidad de tal súplica. Aun pensamos que podemos unirnos por nuestra propia voluntad: “Haremos un esfuerzo y tendremos éxito.” ¿Pero cómo es posible lograr esto con nuestras cualidades egoístas?

La necesidad por el Creador debe nacer de nuestro trabajo mutuo, cuando el grupo obligue a todos a usar este método y los convenza de que el Creador corregirá la situación. Necesitamos la labor del Creador, no la de Bnei Baruj. Sólo debemos proporcionar la petición. Cuando logremos esta exigencia colectiva, mundial la demanda de Su corrección a nosotros, ascenderemos en realidad al próximo grado.

(27268 – De la lección diaria de Cabalá del 19 de Noviembre del 2010, “Preguntas y respuestas”)

Material Relacionado:

Las últimas plagas del faraón.

Conferencia pública sobre januka en el centro educativo de cabalá bnei baruj

El camino más fácil hacia la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: