La base del desarrollo correcto

Si, en vez de enfocarnos en cada niño individualmente (quién es y que hace), cambiamos a un énfasis específico en la conexión de los niños entre sí y en su relación con los adultos, y si en el proceso de educación facilitamos la conexión de una persona con su entorno, entonces él va a evolucionar internamente de forma correcta también.

De hecho, todas nuestras cualidades internas, inclinaciones, y genes no son asuntos de corrección. Se nos dan sólo para estar en contacto con otras personas.

Este sistema entero fue creado completamente opuesto a su estado actual. Nosotros fuimos fusionados en un deseo común a tal grado que ninguno de nosotros fue notable o percibido en absoluto. Sólo después de la ruptura de este sistema nos dividimos en “yo”, “tú”, y “él”.

Por lo tanto, nuestras personalidades no requieren ninguna corrección. Desaparecerán a medida que creemos lazos correctos y nos incorporemos en los demás.

Sólo estas conexiones o ausencia de las mismas definen cómo una persona es vista por la sociedad y la forma en la cual trabaja correctamente y se realiza a sí mismo en ella.

(29373 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/10/10, “La Libertad”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta