La letra por medio de la cual el mundo fue creado

“Introducción del Libro del Zohar,” artículo “Las Cartas de Rabí Amnon Saba”, ítem 26: Él le dijo a ella, “Tzadi, tú eres Tzadi, y tú eres Tzadik, pero debes estar oculta. No debes ser tan divulgada como para comenzar la creación del mundo contigo, para no dar justificación al mundo”.

Pregunta: Si las letras de mi nombre apuntan hacia una Klipa (cáscara), ¿tengo que cambiarlo?

Respuesta: No estamos hablando sobre el nombre de alguien aquí, sino sobre los nombres de las acciones espirituales, Partzufim. “Letras” son las propiedades despertadas en las vasijas por la Luz. No discutimos la propia Luz en sí misma, esta es inalcanzable a nuestra percepción. Nosotros percibimos sólo las reacciones del Kli (vasija) la cual, de conformidad con la Luz, entra en un cierto estado.

En todos los grados el deseo de disfrutar encuentra aspectos positivos en 22 estados de Maljut o, en otras palabras, en 22 “letras”. Y de hecho es así: No hay nada superfluo en la creación. Incluso una parte de la Klipa, la fuerza de impureza, puede presumir de ser digna de convertirse en la base de la creación del mundo si la chispa de Luz se posa sobre ella.

El Libro del Zohar nos explica que ni un solo estado de Maljut es perfecto, salvo el creado por la letra Bet. Sin embargo, incluso Bet no es perfecta en sí misma, sino sólo gracias a su dependencia de Bina. Esta es la razón por la que letra Bet, en particular, es digna de la creación del mundo por ella.

Por otro lado, el resto de las letras no sólo están incluidas dentro de Bina, ellas también están conectadas a Maljut, que les impide convertirse en la base para la corrección del mundo. En todas las demás formas de conexión al lado de “Bet“, hay una deficiencia que necesariamente dificultará el camino.

Por lo tanto, cada letra es un símbolo del grado de similitud de Maljut con Bina. Las palabras puestas juntas a partir de letras son los actos de las Luces, las correcciones concretas.

No hay conexión con los nombres dados por los padres a sus hijos en nuestro mundo. Tú puedes cambiar o agregar un nombre, este no hará ningún cambio en la espiritualidad. Si fuéramos capaces de influir en el mundo con tales trucos, lo habríamos arruinado desde hace mucho tiempo.

Las esperanzas de cambiar la realidad, al reorganizar simplemente las letras del nombre de uno son inútiles. La realidad cambiará sólo cuando cambiemos nosotros mismos, acercarnos a la Luz en nuestras propiedades. Cuando te cambias a ti mismo, cambias el mundo. Después de todo, sólo nuestros Kelim están cambiando.

Nos ha sido dicho: “Cambio de lugar, cambio de suerte”. “Lugar” es el deseo. Cambia tu deseo y realmente experimentarás transformaciones.

(29617 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/13/10, “Introducción del Libro del Zohar”, artículo “Las Cartas de Rabí Amnon Saba”)

Material Relacionado:

La Presentación del Creador
¡Ven y ve a tu Creador!


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: