La rueda de la fortuna

Pregunta: ¿Que son vasijas “circulares” (Kelim de Igulim), y cómo participar en nuestro trabajo?

Respuesta: vasijas “redondas” son el almacenamiento, el archivo de todos los deseos, que necesitamos extraer de allí y corregir. Son los deseos del Mundo del Infinito, aún antes de la restricción. A través de ellos la Luz Superior puede influir en los que todavía no tienen una pantalla.

Las almas que tienen una pantalla trabajan con vasijas “rectas” (Kelim de Yosher). Están situadas “directo” a la unificación con la Luz Superior. Sin embargo, si no tengo una pantalla, no puedo influir en el Creador.

¿Y cómo puede el Creador influirme? Me influye a través de las vasijas “circulares” ya que Él existe en todas partes, en todos los deseos. A través de ellos Él puede influirme siempre y cuando yo también tenga vasijas “circulares” las cuales todavía no se han “enderezado”, dirigiéndolas al Creador.

Por lo tanto, hay dos tipos de Gobierno Superior: individual y general. Yo existo bajo el Gobierno individual, privado, si soy capaz de conectarme con el Creador, en el otorgamiento mutuo. En ese caso, Él me da, yo le doy a Él, y trabajamos juntos completamente “directo”: “la medida del sufrimiento (esfuerzo) determina la medida de la recompensa”, es decir la pantalla determina todo el beneficio, y es así como avanzo.

Mientras tanto, los deseos “circulares” indican que soy incapaz de superar cualquier cosa. Ni siquiera sé ni entiendo que estoy recibiendo desde donde el mundo entero lo hace. Hasta que una persona adquiere una pantalla y comienza a trabajar “en la línea”, él es controlado a través de los deseos  “circulares”, lo que significa que recibe sin pensar, como todo el mundo

La Luz nos llega a través de los Kelim “circulares” y despierta una reacción “directa” en nosotros porque no tenemos otra oportunidad de responder al Creador. Si reaccionamos adecuadamente y en una manera “directa” Él nos influye a través de los “circulares”, entramos en contacto con Él. Revelamos al Creador como un dador y recibimos el completo llenado en una manera “directa”, con la ayuda de la pantalla.
Y si no, entonces nos envían diversas catástrofes y desgracias a través de los deseos “circulares”. Los “circulares” nos controlan y nos voltean en todas las direcciones, pero si establecemos una conexión “directa”, tomamos el control en nuestras propias manos.
 

(28594 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/3/10, Explicación del artículo, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:

El paraíso y el infierno desde el punto de vista de la Cabalá- (avanzado)

Cielo e infierno en la Cabalá

Los economistas y los políticos pronto se darán cuenta que necesitamos un organismo de Gobierno Global

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta