La vida dentro del deseo

Pregunta: Durante la lectura de El Zohar, ¿cómo puedo identificarme dentro del texto en vez de imaginar algunas fuerzas abstractas?

Respuesta: Podemos imaginar una sola cosa: la conexión entre nosotros. Al final, existimos dentro de Maljut. Partes de Maljut se unen entre sí en todas las conexiones posibles. Es una red de conexiones que cambia constantemente, como en un dispositivo eléctrico o computador. La materia, el deseo de recibir placer, sigue siendo un deseo que no cambia, rígido.

Las fuerzas dentro del deseo comienzan a trabajar, sirviendo como el material con el que pueden conectarse entre sí. Existimos dentro de este deseo, junto con la fuerza que trabaja en él. Y todo lo que esta fuerza hace dentro del deseo se hace porque lo creamos de esta manera, como si lo imprimiéramos usando un modelo, y eso es todo.

Dentro de este deseo hay “impulsos”, las fuerzas del bien y el mal, la Luz y, la oscuridad, dos influencias del Creador que pasan a través de este deseo. Percibimos y sentimos nuestra realidad como “yo” y “el mundo”,  vivo y siento en este material. Estamos hablando sólo sobre las fuerzas que actúan dentro de esta materia, el deseo de recibir placer.

Así como leemos El Zohar, queremos dejar por completo la imagen de este mundo, ya que es falso. Estoy ubicado en el deseo de disfrutar, y la fuerza que actúa en él me es presentada. Y no hay nada más, ni fotos ni imágenes.

(27926 – De la 2 ª parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de Noviembre del 2010, El Zohar)

Material Relacionado:

¿Dónde comienza la espiritualidad?

Cuando suene el despertador

Conexión al bien

Cómo entender el zohar.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta